Vuelven a habilitarse actividades, industrias y comercios en una nueva etapa de la cuarentena y entre ellas, el running, uno de los pedidos que priorizó la Ciudad de Buenos Aires y que el propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estrenó cuando salió a correr  esta madrugada por los bosques de Palermo.

A partir de hoy, la actividad física está permitida en la vía pública de 18 a 10 horas del día siguiente durante toda la semana. Larreta salió a correr en el inicio de una jornada que se prevé sin sol pero sin lluvias y altas temperaturas y se encontró con su ministro de Transporte, "Juanjo" Méndez.

Al término de su recorrido, advirtió: "Si la gente cumple vamos a ir bien, sino vamos a ir frenando". Este domingo, las plazas y parques porteños se vieron colmados por personas que salieron a pesar de las restricciones. 

"Fue un llamado de atención", admitió Larreta y continuó: "Acá no hay certezas, tenemos la experiencia de otras ciudades que siguieron este camino y en un momento la curva (de contagios) se estabiliza y empieza a bajar, eso esperamos acá".

Al ser consultado sobre la restricción de las actividades físicas según la terminación del DNI, señaló: "La intención es que vaya la mitad de la gente, ya que el espíritu de esto es hacerlo de manera gradual".

Las salidas de los runners fueron uno de los puntos de discusión más álgicos hace un mes cuando de la primera fase de la cuarentena estricta comenzaron a habilitarse nuevas actividades. Los primeros días causaron polémica por la cantidad de personas a la vez que corría por los distintos puntos porteños, causando aglomeración.

Ahora, tras 17 días de ailamiento duro, el running fue uno de los pedidos más valorados por la Ciudad de Buenos de Aires.