La Cámara Baja votará hoy el proyecto de ley de Presupuesto enviado por el Ministerio de Economía en el que no se contemplan partidas presupuestarias para el Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE) ni para la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para el 2021. En este marco, repartidores de las aplicaciones como Glovo, Rappi o PedidosYa junto con la Red de trabajadores Precarizados se movilizan al Congreso para reclamar la continuidad de las medidas.

 “Los jóvenes precarios somos los que más sufrimos las consecuencias de la crisis. Muchos nos quedamos sin trabajo en pandemia”, sostienen en un comunicado donde se precisa la situación de los repartidores: “Glovo y Uber Eats se fueron del país y muchos de nosotros aún no tenemos respuesta sobre nuestra situación laboral.

El Gobierno reitera en cada entrevista que el IFE está en “análisis”, y Fernanda Raverta, titular de Anses, indicó que se trabaja en focalizar este ingreso a las personas que no han vuelto a trabajar luego de la reapertura de actividades.

“Esta semana perdimos a un repartidor más y ahora el gobierno quiere restringir nuestro acceso a la IFE”, reclamó la agrupación y puntualizó que los trabajadores precarizados durante estos meses vieron su “salario atacado en la cuarentena incluso a pesar del ATP, ahora hasta eso quieren quitar.” 

El ministro de Desarrollo, Daniel Arroyo, aseguró esta mañana que “entre tres y cuatro millones de personas tienen problemas serios de ingresos” y precisó que los más afectados son los “jóvenes entre 18 y 29 años por el complicado ingreso al mundo laboral”.

La intención del Gobierno es transformar la ayuda económica en un programa "focalizado" en los sectores más vulnerables. Segun indicó Raverta, "ahora hay monotributistas A y B que lograron volver a su actividad; incluso hay trabajadoras y trabajadores de casas particulares que según las zonas pueden estar trabajando nuevamente", por lo que los funcionarios evalúan "de cuánto se trata esa población, en qué situación está, si han vuelto o no a incorporarse en sus ingresos como lo hacían antes de la pandemia y en función de eso es tomar una decisión".

Esta Red que se moviliza desde las 14 a la Plaza de los Dos Congresos está integrada por trabajadores de las apps de reparto pero también de cadenas de comidas rápidas u otros formatos similares que percibieron una baja sensible de sus ingresos durante la pandemia. 

“Ahora el gobierno en acuerdo con el FMI quiere quitarnos la única posibilidad de ayuda para quienes menos tenemos y que cada vez somos más. Por eso nos movilizamos para que nos escuchen”, concluye el comunicado.