El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, afirmó que no habrá nuevos ajustes o despidos masivos en el Estado, al tiempo que justificó los recortes en el empleo público de los últimos dos años, al indicar que durante el kirchnerismo creció 50 por ciento la planta de trabajadores del Estado. 

"Hay situaciones puntuales en algunos organismos que son responsabilidad de cada ministro y evalúan cada situación puntual", remarcó al ser consultado por los recortes en el sector público.

El funcionario también enfatizó que el recorte del 28 por ciento de los cargos superiores que anunció el Gobierno no responde al escándalo que involucró al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sino que es "consecuencia del ejercicio de la nueva cultura del poder que la sociedad misma lo reclama".

"En los últimos 10 años el kirchnerismo hizo crecer el empleo público en un 50%", criticó Ibarra, al justificar los despidos realizados en los últimos 2 años, al tiempo que agregó que "el Estado tiene que estar para servir al ciudadano, no ser un receptáculo de militancia política, ni de gente que no trabaja".

En cuanto al megadecreto para desburocratizar el Estado será tratado el martes en el Congreso, Ibarra reconoció que "es mucho mejor una ley" que un DNU, pero indicó que el marco político no permitió poder gestionarla.

"Ciertas urgencias y dinámicas en el ejercicio de la gestión y poder hicieron que la nueva medida sea tomada por DNU", añadió Ibarra, quien consideró que se trata de una "medida de consenso y de interés público" que no irá "en contra de una nueva cultura que prioriza al pueblo".

Sobre la situación económica del país, destacó que el año pasado creció un 3 por ciento por el aumento de las inversiones que rondaron un 11 por ciento y añadió: "A veces esperamos que la inversión sea de un país extranjero y en realidad están invirtiendo los propios argentinos".