El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Carlos Heller, confió este lunes en que "los consensos van a estar" para avanzar con un dictamen favorable al proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas en el marco de la pandemia de coronavirus, que comienza a debatirse este martes en comisión.

"Confío en que esos consensos van a estar", sostuvo Heller en declaraciones a Radio 10, al sostener que "parte de los tiempos en los que estuvimos trabajando hasta ahora fue en la búsqueda de la construcción de esos consensos necesarios".

Al ser consultado sobre los respaldos que tendrá la iniciativa que comenzará a debatirse este martes por la tarde a partir de las 17 horas en la Comisión de Presupuesto, presidida por el propio Heller, el diputado del Frente de Todos consideró que, más allá de la postura de Juntos por el Cambio, "más de uno apoyaría si pudiera hacerlo libremente".

Heller sostuvo que el proyecto impulsado por el Frente de Todos "no tiene diferencias con lo que hemos venido charlando" en los últimos meses y precisó que la iniciativa, según el cálculo que realizaron los diputados, afectará a "unas 12 mil personas o tal vez a 10 mil, un poco menos".

Se trata de las personas físicas que tengan un patrimonio mayor a $200 millones. Esperan recaudar con la ley unos $300.000 millones, que se destinarán a gasto social, compra de insumos sanitarios, pymes y exploración y desarrollo de gas natural.

"Nosotros trabajamos sobre proyecciones. No tenemos acceso a datos individuales. No conocemos los datos de los que tienen que pagar", aclaró el diputado del Frente de Todos.

Precisó que, "si este proyecto se convierte en ley, la AFIP reglamentará la manera en que se instrumentará el cobro y establecerá las condiciones en los que las personas humanas alcanzadas deberán cumplir con este aporte solidario".

Heller explicó, además, que, según la norma, "los contribuyentes que tienen activos en el exterior pagarían una sobre tasa, que se eliminaría si aceptan repatriar el 30% de su tenencia financiera declarada".

"Es una invitación a que parte de esa plata venga al país y sea más productiva para los argentinos", aseveró el diputado nacional del Frente de Todos.

Ante una consulta sobre las críticas que recibió el proyecto, Heller sostuvo que se preocuparía "si ninguna de esas organizaciones dijera que estaría en contra de la iniciativa".

"Va a haber pedidos de inconstitucionalidad, amparos pero hay que asegurar la construcción de la mayoría que votará (en favor del proyecto)", indicó.

De todos modos, la media sanción no será fácil, ya que el oficialismo cuenta con 118 votos propios, que no alcanzan para dar quórum. Necesitará del apoyo de otros posibles bloques aliados como los que responden a Roberto Lavagna y al diputado mendocino José Luis Ramón.

Juntos por el Cambio, por su parte, incluyó al Aporte Solidario entre los "proyectos conflictivos" a debatir en la Cámara baja junto con la reforma judicial, lo que anticipa un rechazo mayoritario del principal interbloque opositor, aunque algunos de sus miembros habían mostrado una postura favorable a la iniciativa cuando fue presentada en abril pasado y pidieron ahora un mayor debate interno.