Poco antes de las 13.30 se registraron incidentes cerca de una de las vallas ubicadas en torno al Congreso, sobre la avenida Rivadavia, casi esquina Sáenz Peña. 

Un pequeño grupo de manifestantes, que intentó derribar la contención y estuvo en el lugar desde temprano, arrojó piedras y botellas, en tanto la Guardia de Infantería reprimió con bombas de humo.

La violencia se desató minutos antes de tratarse en el Congreso el proyecto de reforma previsional, cuyo debate está previsto para las 14.

Los veteranos de Malvinas, presentes en el lugar, intervinieron para detener los incidentes, lo que ocurrió a los pocos minutos. Sin embargo, la policía decidió intervenir y la violencia se recrudeció.

"Basta de tirar piedra y basta de reprimir", gritaban los ex combatientes.