El proyecto del Poder Ejecutivo para postergar las elecciones, incluidas las PASO y los comicios generales, ya ingresó a la Cámara de Diputados y propone que se lleven adelante en septiembre y noviembre.

La iniciativa lleva la firma del presidente Alberto Fernández, el ministro Eduardo "Wado" de Pedro y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que proponen "posponer la fecha de las elecciones PASO y las generales para el segundo domingo de septiembre y el segundo domingo de noviembre del corriente año, respectivamente".

La medida se llevaría adelante "con el fin de preservar la plena vigencia de las leyes electorales y, al mismo tiempo, evitar el riesgo asociado a convocar una elección nacional en el mismo momento en que se podría esperar que el sistema de salud se encuentre exigido por las enfermedades invernales y la segunda ola de Covid-19".

De ser aprobado el proyecto, la fecha de las PASO sería el 12 de septiembre, y de las elecciones generales, el 14 de noviembre. En general, se llevan adelante en agosto y octubre, respectivamente.

"El aplazamiento de la celebración de los comicios a meses con temperaturas más elevadas permitirá optimizar la ventilación de los locales de votación y la implementación de los protocolos sanitarios. A su vez, durante ese lapso de tiempo adicional, se continuará avanzando con la masiva campaña de vacunación que lleva adelante el Estado Nacional junto a las 24 jurisdicciones", indica la presentación del proyecto.

Con el objetivo de garantizar un plazo suficiente para la realización del escrutinio definitivo de las PASO, el proyecto propone reducir de 50 a 45 días previos a la elección general el plazo para que las juntas partidarias proclamen sus candidatos, y pospone 5 días el inicio de la campaña electoral de las
elecciones generales para que coincida con la proclamación. También habrá tiempo suficiente para que las autoridades electas asuman su cargo cuando finalicen los mandatos actuales en diciembre.

Así, de forma excepcional, tanto la campaña electoral como el plazo previsto para el registro de los candidatos y pedido de oficialización de listas comenzarán 45 días antes de las elecciones generales.

La ley no podrá ser modificada ni derogada durante el 2021 ya que "regula un derecho público subjetivo de los partidos políticos, instituciones fundamentales del sistema democrático, a elegir sus candidatos a los cargos electivos previstos en la Constitución Nacional", sostiene el proyecto.

Los argumentos del proyecto

"Según informan instituciones especializadas como IDEA Internacional e IFES, desde el inicio de la pandemia, se han celebrado 88 elecciones nacionales. No obstante, en muchos casos, la fecha de
comicios debió modificarse para evitar que coincidan con un momento de crecimiento de los  contagios", indica el texto en el que se presenta la propuesta.

Ante la aparición de nuevas cepas de Covid en Argentina, más contagiosas y letales, sumado al crecimiento de hospitalizaciones por virus respitatorios que suele darse todos los años en invierno, el Poder Ejecutivo plantea que es necesario postergar las elecciones, ya que además la campaña electoral coincide con los meses de más frío.

Si bien las PASO "deben celebrarse el segundo domingo de agosto y las elecciones generales, el cuarto domingo de octubre", subrayan que "el proceso electoral empieza mucho antes: las agrupaciones deben inscribirse y registrar sus candidatos en junio", por lo que "la campaña electoral y las elecciones primarias ocurren dentro de la temporada invernal y coinciden con el pico en los cuadros respiratorios" y "este año, además, esa primera etapa del proceso electoral podría coincidir con una nueva ola de  COVID-19 propiciada por las nuevas cepas".

En caso de que se apruebe la norma, "se prevé la coordinación con la Cámara Nacional Electoral y las autoridades sanitarias, a fin de desarrollar las acciones que mitiguen el posible impacto de la  pandemia de COVID-19 en el proceso electoral de este año". Además, "se propicia efectuar las adecuaciones operativas y legales que permitan llevar adelante los comicios de una manera sanitariamente responsable", que garantice el derecho al voto y la participación política.