El proyecto de paridad salarial que había anunciado el presidente Mauricio Macri la semana pasada, ingresó ayer a la Cámara de Diputados y se espera que sea debatido y aprobado con celeridad. El texto que, contará con un amplio respaldo político, modifica el artículo 172 de la Ley de Contrato de Trabajo (20.744), con el fin de establecer "la equidad de género y la igualdad de oportunidades en todos los aspectos de la vida laboral. Los trabajadores cualquiera sea su género tendrán iguales derechos en todo lo relativo a su acceso al empleo, a su selección y contratación, a sus condiciones de prestación, a su desarrollo o evolución en la carrera dentro de la empresa".

Además, propone la "igualdad salarial estricta" entre hombres y mujeres. La iniciativa sostiene que "en los contratos individuales, convenciones colectivas de trabajo, reglamentaciones y todo acto por el cual se fijen o estipulen salarios, se garantizará la plena observancia de la igualdad de género en la aplicación del principio constitucional de igual remuneración por igual tarea".

Por otra parte, el texto que lleva el nombre de "Equidad de género e igualdad de oportunidades en el trabajo" y que podría ser debatido en un plenario conformado por las comisiones de Familia, Legislación General y Trabajo, plantea que los sindicatos adopten "las normas estatutarias pertinentes para garantizar el respeto a la igualdad de género en el interior de sus organizaciones".

En lo que respecta a las licencias, se establece que el trabajador -cualquiera sea su género- gozará de 15 días corridos por nacimiento o adopción de hijo, la que podrá extenderse por 10 días más en caso de nacimiento o adopción múltiple".

Se amplía la licencia por fallecimiento de hijo de tres a 10 días corridos y se incorporan licencias por "someterse a técnicas y procedimientos de reproducción médicamente asistida" (cinco días corridos por año) y por violencia de género (10 días corridos por año), entre otras.

Posturas

La presidenta de la Comisión de Familia, mujer y niñez, Alejandra Martínez (Cambiemos), descontó que el tema contará con el apoyo de todo el arco político y aseguró que desde el oficialismo solo se intenta avanzar en la agenda de género estaba pendiente. La legisladora radical indicó que la iniciativa "obligará a empresarios y gremialistas a revisar sus sistemas de contratación".

El presidente del bloque Justicialista, Pablo Kosiner, celebró la iniciativa: "Todo lo que tenga que ver con reafirmar los criterios de paridad degenero y protección a la mujer, estamos dispuestos a acompañar. Ahora, si el gobierno cree que está instalando esta agenda va a tapar los problemas de la economía, se equivoca. La gente percibe las dificultades cada vez que va al supermercado".

Desde el Frente Renovador, Cecilia Moreau, evaluó que no va a haber disenso en torno al debate de paridad de género, aunque consideró que con la presentación de este proyecto, el gobierno "está tratando de cambiar la agenda para no discutir la cuestión económica". En ese sentido, agregó: "El gobierno entra en una lógica a la que es muy difícil decir que no, pero no dejan de ser cortinas de humo".