El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien dio positivo de coronavirus el viernes pasado y permanece internado desde el sábado en el Hospital de Llavallol, recibirá una transfusión de plasma de pacientes recuperados de COVID-19, tras detectarse una disminución en su capacidad respiratoria como consecuencia de la enfermedad.

El equipo médico de Lomas de Zamora que monitorea la salud del jefe comunal determinó activar el protocolo de la provincia de Buenos Aires, que prevé el tratamiento con plasma de pacientes recuperados ante sintomatología respiratoria y otros síntomas asociados, principalmente en pacientes de riesgo, señaló el portal DiarioConurbano.

Insaurralde padece además una insuficiencia renal y es asmático. En ese sentido, por una baja en la saturación de oxígeno confirmada por exámenes médicos, tomografía y estudios de laboratorio, se procederá a la transfusión.

El jefe comunal se encuentra internado desde el viernes pasado en el hospital local, luego de que diera positivo de coronavirus. Desde que ingresó al centro asistencial, el jefe comunal venía presentando cuadros febriles, que eran resueltos satisfactoriamente con paracetamol, según señalaron sus allegados.