El intendente de Lomas de Zamora y aspirante a ser el precandidato a gobernador bonaerense apoyado por el "peronismo dialoguista" en el distrito, Martín Insaurralde, reapareció anoche en la escena pública partidaria al participar de la jornada “Mujeres que florecen”, en Hurlingham.

Acompañado del intendente local Juan Zabaleta, Insaurralde dio inicio así a una agenda de visitas por diferentes municipios para reinstalar su precandidatura a gobernador que en las últimas semanas perdió terreno frente al diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof, y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

Insaurralde, quien tiene una buena relación con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ( Cambiemos), intensificó sus críticas al gobierno provincial al señalar que "los vecinos no llegan a fin de mes, los comerciantes tienen que bajar las persianas, a los trabajadores les cuesta cada día más el transporte porque no llegan a pagar el tarifazo de los servicios esenciales como el agua, la luz, el gas”.

El "peronismo dialoguista" es un sector dentro del PJ bonaerense que encabeza Insaurralde y que tiene el apoyo de varios intendentes y legisladores provinciales. Este grupo es el que dialoga y hace acuerdos con Vidal. Se diferencian con el kirchnerismo porque no critican abiertamente a la gobernadora y mantienen una cordial relación.

En el evento, realizado en el salón del sindicato de Ferroviarios, el intendente peronista manifestó que “yo quiero que los vecinos y vecinas de la provincia tengan esperanza y sepan que hay otro camino, y lo estamos construyendo desde Lomas y el Conurbano hacia toda la provincia y el país”.