El presidente Alberto Fernández marcó ayer en su discurso inaugural la inserción de la Argentina como parte de América Latina, resaltó la relevancia de la relación bilateral con Brasil, y anticipó que el país debe integrarse a la globalización "pero debe hacerlo con inteligencia preservando la producción y el trabajo nacional...y con raíces en nuestros intereses nacionales. Ni más ni menos lo que hacen todos los países desarrollados que promueven el bienestar de sus habitantes".

Y adelantó que la Cancillería "estará concentrada en conquistar nuevos mercados, motorizar exportaciones, generar una activa promoción productiva de inversiones extranjeras directas, que contribuyan a modificar procesos tecnológicos y a generar empleo".

Un párrafo destacado fue el referente a la región. "Vamos a robustecer el Mercosur y la integración regional", aseguró el presidente, que resaltó que "con la República Federativa del Brasil, particularmente, tenemos para construir una agenda ambiciosa, innovadora y creativa, en lo tecnológico, productivo y estratégico, que esté respaldada por la hermandad histórica de nuestros Pueblos y que va más allá de cualquier diferencia personal de quienes gobiernan la coyuntura", en clara alusión al presidente brasileño, Jair Bolsonaro. Hizo mención al presidente chileno Sebastián Piñera, quien no pudo acudir por la desaparición de un avión Hércules de Chile que iba a la Antártida, se solidarizó y dio órdenes al Ministro de Defensa para colaborar en la búsqueda.

Posteriormente, Fernández recibió en la Casa Rosada los saludos de diversas delegaciones extranjeras. Estados Unidos envió a tres funcionarios en representación de la Casa Blanca: Alex Azar (secretario de Salud y Servicios Sociales), Michael G. Kozak (Subsecretario Interino para Asuntos del Hemisferio Occidental) y Edward C. Prado, embajador en la Argentina.

China por su parte envió al vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, Arken Imirbaki.

En el plano regional, vino el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, luego de varios días de indecisión por parte del mandatario Jair Bolsonaro. En tanto que una de las particularidades fue la participación tanto del presidente actual de Uruguay, Tabaré Vázquez, como del recién elegido por el voto popular, el centroderechista, Luis Lacalle Pou. También estuvo el ex presidente José Pepe Mujica. Por otra parte Rafael Correa, expresidente de Ecuador, fue uno de los personajes más destacados, así como Miguel Díaz-Canel, jefe de Estado de Cuba.

Más notas de

Hector Medina

Nuevos acuerdos: Pactos sociales para la igualdad en la región

Pactos sociales para la igualdad en la región

Integración sí, pero preservando la producción local

Lucía Topolansky, Alberto Fernández, Pepe Mujica y Felipe Solá

"El nuevo gobierno argentino enfrentará un panorama complejo en Washington"

“El nuevo gobierno enfrentará un panorama complejo en Washington”

El otro consenso social frente a la Cuarta Revolución Industrial

El otro consenso social frente a la Cuarta Revolución Industrial

El feminista menos pensado: el FMI pide avances en busca de equidad de género

El feminista menos pensado: el FMI pide avances en busca de equidad de género

Lenín Moreno no descarta ahora un adelantamiento de elecciones en Ecuador

Ya hubo dos muertos y decenas de heridos en las protestas

La inteligencia artificial llega también a la Justicia

La inteligencia artificial llega a la Justicia

Las “tierras raras”: otra alternativa de crecimiento económico para Argentina

Las “tierras raras” otra alternativa de crecimiento económico para Argentina

"La sociedad civil y los periodistas tienen un rol muy importante como buscadores de la verdad"

"La sociedad civil y los periodistas tienen un rol muy importante como buscadores de la verdad"

"Cambiar requiere metodología y liderazgo"

Gonzalo Rossi, CEO de Whalecom