A un mes de la presentación de listas ante la Junta Electoral y con la definición de la fórmula Fernández-Fernández a nivel nacional ya sobre la mesa, los intendentes del peronismo bonaerense se reunieron ayer en Cañuelas con la intención de avanzar en la conformación de una Mesa de Acción Política, analizar la estrategia electoral del peronismo y presionar para que el candidato que encabece la fórmula que los represente en la pelea con la gobernadora María Eugenia Vidal por el sillón de Dardo Rocha, salga de sus filas.

El principal debate que atraviesa por estas horas al peronismo de la provincia radica en que los nombres de dos de los precandidatos aparecen al tope de los sondeos, el del economista Axel Kicillof y el de la jefa comunal Verónica Magario (La Matanza), pese a lo cual y envalentonados ante el "renunciamiento" de Cristina y con el repliegue del kirchnerismo en el armado nacional del peronismo en curso, ahora los intendentes buscan por su parte dejar a un costado las aspiraciones del ex ministro de Economía.

"Somos los que estamos todo el día en el territorio, conocemos nuestros distritos, la provincia. Tenemos experiencia en la gestión" dijo el titular del PJ bonaerense, Fernando Gray, quien aseguró que "aspiracionalmente nos gustaría que un intendente sea en esta oportunidad el gobernador. Estamos trabajando en ese sentido".

“Estamos todos unidos y organizados para consolidar una propuesta electoral”, dijo Gray

En ese escenario, los nombres que más apoyos concitan son el de la propia Magario y el de su par, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), quien se muestra confiado en que el justicialismo podrá recuperar en las próximos comicios "una cantidad importante de municipios del conurbano y del Interior" que hoy están en manos de Cambiemos.

En la misma línea que Gray, el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, afirmó que "un intendente le vendría muy bien a la provincia", y mencionó los nombres de Magario e Insaurralde.

Otro de los precandidato a gobernador, el intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, dijo que a su gusto "sería ideal" que las candidaturas se dirimieran en las PASO, y que si se sumara el Frente Renovador de Sergio Massa, "mucho mejor".

Durante el encuentro al que asistieron 45 jefes comunales, también se avanzó sobre la conformación de las listas a la Legislatura bonaerense, al respecto, los intendentes aspiran a ser los dueños de la lapicera que elija a los candidatos.

En pleno desarrollo de la reunión -que continuaba anoche-, Gray y sus pares mandaron un mensaje a través de Twitter: "Estamos todos unidos y organizados para consolidar una propuesta electoral que permita volver a tener una provincia más justa", señalaron.

Previo a ese encuentro, Alberto Fernández y Máximo Kirchner compartieron un asado en el parque municipal de Lomas de Zamora con Gray, Insaurralde y un reducido grupo de intendentes donde acordaron armar la Comisión de Acción Política (CAP) provincial para delinear la estrategia electoral bonaerense, que sería anunciada horas más tarde en Cañuelas.