Intendentes de todo el país expresaron ayer en Diputados su rechazo a la eliminación del fondo sojero, dispuesta a través de un DNU. Lo hicieron en el marco de una reunión informativa de las comisiones de Asuntos Municipales y de Obras Públicas, que sesionaron sin quórum ante la ausencia de legisladores del oficialismo.

El titular de Asuntos Municipales, Eduardo Bucca, agradeció a los jefes comunales por asistir al Congreso a debatir e intercambiar ideas, con el fin de lograr -según expresó el ex intendente de Bolívar- retrotraer la decisión del Presidente, a la que calificó como "un ajuste brutal que va en contra de la sociedad".

Pablo Kosiner, presidente del bloque Justicialista, sostuvo que la eliminación del fondo sojero "repercute directamente en la calidad de vida y en la fuente de trabajo de miles de argentinos", al tiempo que agregó: "Si el Gobierno no revierte la decisión, se generará una profunda crisis social que afectará el derecho público intrafederal".

Al hablar como presidente de todos los municipios del país, Verónica Magario, intendente de La Matanza, opinó que el recorte del Fondo significa "reducir la posibilidad de desarrollo, más aún en tiempos de crisis económicas". "Tendría que ser al revés, deberíamos recibir más fondos para contener los derechos indispensables de los ciudadanos", manifestó la Jefa comuna bonaerense.

"El DNU modifica unilateralmente y arbitrariamente los ingresos de todos los municipios, lo cual lo convierte en un acto claramente ilegal, en contra de la doctrina de federalismo de concertación", fustigó Magario, y en ese sentido exhortó a que la Cámara de Diputados a que convoque "una sesión especial urgente para declarar nulo o derogue el decreto y que los fondos vuelvan al pueblo".

Gustavo Menéndez, presidente del Partido Justicialista bonaerense y actual intendente de Merlo, aseguró que el tema del Fondo sojero es "una estaca clavada por la espalda. Mientras el mundo se dirige hacia la descentralización, en la Argentina hay una concentración de recursos inédita, que no es práctica y afecta mucho a nuestros habitantes", aseveró.