El jefe de bloque del Frente de Todos (FdT) en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, permaneció 24 horas internadoen el Hospital Italiano de La Plata por un "cuadro agudo de cólico renal" y fue dado de alta este domingo a la noche. El diputado presentó un "buen estado general y buena evolución clínica", informaron fuentes sanitarias de la institución médica.

Fue el director general del hospital, Roberto Martínez, quien informó la situación a través de un mensaje emitido este domingo: "En el día de ayer (sábado) hemos asistido e internado al paciente Máximo Kirchner, quien es derivado y acompañado por su médico de cabecera, por cuadro agudo que se interpreta como cólico renal, diagnosticándose mediante estudio de imágenes perinefritis incipiente y litiasis de 3 mm intravesical", detalló.

Al anochecer del domingo, un nuevo parte médico indicó que Máximo fue dado de alta a las 18 "luego de una buena evolución clínica y respuesta terapétucia" aunque seguirá con controles ambulatorios.

 

Mas adelante explicaría que actualmente se le están realizando estudios de laboratorio y bacteriológicos. También confirmó que comenzó un tratamiento con antibióticos. Sobre la salud del paciente, Martínez aseguró que posee una "buen estado general" y una "buena evolución clínica".

Hasta el momento, no trascendió si Máximo Kirchner será sometido a una cirugía o si se le aplicará algún tratamiento específico para tratar el problema de salud en el transcurso de la próxima semana.

Los días previos a la internación

Una de las últimas actividades del legislador ante de ser internado ocurrió el viernes cuando recibió al intendente de Pérez, Santa Fe Pablo Corsalini y al presidente comunal de General Lagos Esteban Ferri, junto al diputado oficialista Marcos Cleri.

Del encuentro participó además el secretario de Áreas Metropolitanas de la provincia de Santa Fe Germán Bacarella. En la reunión analizaron la situación económica y social de ambas localidades y del gran Rosario, según se informó oficialmente.

En los últimas semanas el legislador cobró protagonismo por un proyecto de ley que presentó en Diputados, que establece rebajas del 50% y el 30% en las facturas de gas que pagan usuarios residenciales de distintas localidades del país con temperaturas frías. La iniciativa contempla un esquema que equipara el sistema de subsidios y tarifas diferenciales con el que cuenta la región patagónica.

Además, apunta a beneficiar a los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados, hasta 4 salarios mínimos, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares.