El presidente Alberto Fernández subrayó este mediodía que va a intervenir la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y redireccionará los fondos reservados de los espías para "financiar el presupuesto del Plan contra el Hambre".

Era uno de los puestos pendientes de definición y se especulaba con que habría alguna medida particular sobre la Agencia Federal de Investigaicones (AFI), heredera de la SIDE, la Secretaría de Inteligencia del Estado.

En su discurso de asunción, el flamante mandatario anticipó que decretará la "intervención" del organismo espía y que enviará una iniciativa al Congreso para la "reestructuración de todo el sistema de inteligencia".

Asimismo, el jefe de Estado indicó que va a derogar un decreto de su antecesor, Mauricio Macri, que "significó consagrar el secreto de los fondos reservados", a lo que tildó como un "retroceso institucional".

"Dichos fondos reservados no sólo dejarán de ser reservados, sino que serán redigiridos para financiar el presupuesto del Plan contra el Hambre", añadió, al tiempo que indicó que también hará lo mismo con los fondos reservados de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Y destacó: "Nunca más al Estado secreto. Nunca más a los sótanos de la democracia. Nunca más es nunca más".

También enviará un proyecto de ley para reestructurar el funcionamiento de los planes de Seguridad y de Defensa.

La Justicia de Alberto Fernández 

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que "sin justicia independiente no hay democracia" y que "cuando la política ingresa a los tribunales, la justicia escapa por la ventana", al pronunciar su mensaje ante la Asamblea Legislativa, a la que le enviará una serie de proyectos para el poder" cuentas pendientes "de una Justicia que no es independiente de la política.

Manteniendo esta misma línea, anunció "un contundente Nunca Más" a "una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno" y usa su poder para "saldar políticas" y "judicializar diseños para eliminar al mandatario de turno".

El flamante mandatario aseguró que "no hay República ni democracia", sino "sólo corporación de jueces poderosos" que castigan a quienes enfrentan con "persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias silenciadas por complacencia mediática". "Es una decisión profunda, cuando digo Nunca Más, es Nunca Más", reiteró ante los aplausos de pie de los legisladores y legisladoras.

Además, agregó que trabajará para que se respete "a rajatablas las leyes y la constitución" y para que no haya impunidad para "quien viola las leyes, por más poderosos que sean", pero dejó claro que no se avalará la falta de "debido proceso y condena judicial "en los procesos judiciales porque con esas prácticas" se violenta la constitución y los principios de un estado de derecho".