El juez federal Claudio Bonadio investiga presuntas irregularidades en la licitación de la obra del Paseo del Bajo. El magistrado emitió una orden de presentación para que la empresa Autopistas Urbanas, cuyo accionista principal es la Ciudad, entregue información respecto a la dinámica de adjudicación del emprendimiento, mientras que tampoco se descarta que el juez ordene allanamientos.

La denuncia penal fue presentada por Cecilia Segura Rattagan, presidenta de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, ante la Procuraduría de Investigaciones Administrativas que encabeza Sergio Rodríguez. Este se presentó ante la Justicia federal para que se investigue la licitación y denunció a los gobiernos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta por la sospecha del direccionamiento del principal tramo de la licitación que fue adjudicada a la empresa IECSA -propiedad en ese entonces de Ángelo Calcaterra, y posteriormente vendida a Marcelo Mindlin- ya que se habían presupuestado $4480 millones pero la empresa lo cotizó en $3183 millones.