El Gobierno redoblará esfuerzos esta semana para la detección "casa por casa" de casos sospechosos de coronavirus en los 1.340 barrios populares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con la premisa de aislar a quienes evidencien sintomatología compatible con la Covid-19.

Así lo confirmó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien remarcó que, de acuerdo con la información manejada por el Ministerio de Salud, "es mayor la capacidad de contagio de quienes presentan síntomas, como fiebre y dificultades para respirar", que de los pacientes asintomáticos.

Esta semana se multiplicarán operativos conjuntos de los ministerios de Desarrollo Social y Salud en el Área Metropolitana de Buenos Aires (donde viven 15 millones de personas), que tendrán como punto de partida los territorios de Moreno, Merlo, Almirante Brown, San Martín, La Matanza y Lanús.

Según explicó Arroyo, la idea es que en duplas, trabajadores y voluntarios de las dos carteras irán puerta por puerta para la detección temprana de eventuales contagiados de coronavirus en los barrios populares de esos partidos.

El plan, que combina los programas Detectar, El Barrio cuida al Barrio y protocolos sobre violencia de género, servirá además para "cruzar información sanitaria con la problemática social" local, más allá de la Covid-19, para identificar lo que Arroyo denominó como "el camino de salida".

Es decir, establecer el "perfil productivo" de los municipios, capacitar y crear trabajo en 5 rubros posibles: construcción, textil, producción de alimentos, reciclado y economía del cuidado, detalló el ministro y destacó además la puesta en marcha de los créditos no bancarios para la compra de máquinas, herramientas, insumos y bienes de capital.

Estos esquemas de trabajo fueron acordados el viernes último en una reunión de trabajo entre ministros nacionales y bonaerenses de Salud y Desarrollo Social, que tendrá su correlato cuando Arroyo reciba este lunes a las organizaciones sociales, principales promotoras en el conurbano, junto a las iglesias y a otros referentes barriales.

Las políticas, como sintetizó días atrás la secretaria de Acceso a la Salud de Nación, Carla Vizzotti, intentan definir "estrategias argentinas para realidades argentinas" y minimizar la transmisión del virus en los barrios populares.