El gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, se reunió hoy con senadores de esa provincia con la intención de avanzar en el debate de una iniciativa presentada en la Legislatura que apunta a reformar la Constitución provincial, por lo que, de esa manera, se sumó al club de los mandatarios provinciales encabezados por Rodolfo Suárez (Mendoza), Jorge Capitanich (Chaco) y Gustavo Sáenz (Salta), los que, por diferentes motivos, buscan modificar la carta magna en esos distritos.

El pasado lunes, la presidenta de la Cámara de Diputados de Catamarca, Cecilia Guerrero, presentó en la Legislatura local un proyecto de ley que declara la necesidad de la reforma constitucional de la provincia.

Entre otros puntos, la iniciativa propone "la eliminación de las reelecciones indefinidas y la renovación parlamentaria cada cuatro años", lo que tomó estado parlamentario el miércoles último.

"El Justicialismo viene bregando por la reforma de la Constitución. Creo que es un tema que está instalado en la sociedad desde hace rato y esta es una nueva oportunidad y una nueva posibilidad para concretarlo", indicó el senador del departamento Ambato, Edgardo Secco.

En esta línea, Secco que creen que con la reforma "vamos a estar a la altura de la circunstancia, trabajando para que salga el mejor proyecto y para que la ciudadanía entienda qué es lo mejor".

Por su parte y al referirse al proyecto de ley de reforma constitucional, Jalil consideró que se debe "avanzar en una reforma integral de la Carta Magna provincial" y agregó que están "en la búsqueda de coincidencias con distintos sectores" y que se encuentran "dispuestos" y "trabajando bastante para avanzar con las reformas en los tres poderes".

Con esta medida, Jalil se pliega al mandatario mendocino, Rodolfo Suárez, quién tiene previsto enviar a la Legislatura local, un proyecto de reforma de la centenaria carta magna, con el que apuntaría a transformar al Poder Legislativo, que actualmente es bicameral, en unicameral y de esa manera, bajarle el gasto que genera la actividad política.

"Todavía no se sabe" cuando Suarez enviará el proyecto, pero "es probable que sea en los próximos días, pero solo él lo sabe", indicó a Bae Negocios una fuente de la gobernación, la que aclaró que la iniciativa irá sin la posibilidad de "reelección", lo que, además, la actual Constitución se lo impide.

El mendocino quiere además que los diputados provinciales sean elegidos respetando la proporción poblacional y territorial, e incluirá el reconocimiento del derecho político al voto voluntario de los jóvenes de 16 años y eliminaría las elecciones intermedias, entre otros ítems.

También el Gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, pese al rechazo de la oposición de Juntos por el Cambio, tiene en agenda avanzar con una reforma de la carta fundante que contempla 28 puntos sustanciales "para mejorar la calidad institucional y democrática" y cuyos ejes centrales, apuntan a ponerle fin a la reelección indefinida para intendentes y diputados, limitación para el mandato de los jueces, concursos de antecedentes y oposición para organismos de rango constitucional.

Dispuesto a romper la reticencia opositora, a finales de junio, el chaqueño dio a conocer una carta pública en la que buscó mostrase prescindente de cara a las elecciones de 2023, al sostener: "Estoy dispuesto a mover la primera ficha: No reelección", aunque vale recordar que esa provincia contempla la posibilidad de una reelección consecutiva al cargo de gobernador.

También el salteño Gustavo Sáenz presentó en abril, en el marco de la Asamblea Legislativa, un proyecto de reforma parcial de la Constitución de esa provincia, que pretende limitar de tres a dos periodos la posibilidad de acceder al cargo de gobernador y busca ponerle un límite a la reelección indefinida de los intendentes, entre otras cuestiones, iniciativa que quedó frenada por la pandemia de coronavirus.