El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, visitó Vicente López y se mostró junto al intendente local, Jorge Macri, junto a quien dijo que trabaja "en unidad para cuidar la salud a los bonaerenses".

"No podemos decir qué día se termina el coronavirus, pero lo que sí podemos afirmar es que los gobiernos municipal, nacional y provincial han trabajado para que si alguien lo contrae, tenga lo que necesita en términos de asistencia sanitaria", subrayó Kicillof, que se manifestó "a disposición y trabajando en unidad para conseguir todo lo que necesite el municipio para enfrentar esta emergencia".

El mandatario provincial agregó: "Agradecemos a la ciudadanía por el esfuerzo que está realizando y a la Nación y al intendente por esta coordinación", agregó el mandatario provincial, e indicó que se seguirán "tomando medidas en base a los hechos y a los datos, siempre cuidando la salud de hasta el último bonaerense".

Por su parte, Jorge Macri señaló que trabajan "en equipo como corresponde", y sostuvo que están preparándose "para darle salud a todos, a aquellas personas que tienen la capacidad para poder aislarse en sus hogares y también a quienes no tienen esa posibilidad, generando lugares como este".

Kicillof encabezó la entrega de cinco respiradores a Vicente López para ser utilizados en el hospital municipal Houssay y en el hospital provincial Cetrángolo de ese distrito. El intendente de Vicente López recibió al gobernador en el Centro Extrahospitalario instalado en la cancha de básquet del Campo de Deportes Nº1 en Olivos y destinado a pacientes con sintomatología leve y de mediana complejidad.

"Tenemos lugares como este centro que están preparados para recibir a los vecinos que no tienen condiciones objetivas de aislarse en su domicilio. Los vamos a cuidar bien, van a tener la asistencia que cada vecino y vecina merecen", señaló el jefe comunal.