Militantes de organizaciones sociales y gremiales concretaron una jornada de protesta con una serie de piquetes en diferentes accesos a la Ciudad de Buenos Aires y también en otras provincias para reclamar mejoras en los planes de trabajo para las cooperativas y expresar su rechazo "a las políticas económicas del presidente Mauricio Macri".

Las mismas fueron encabezadas por el Frente Social Milagro Sala, la Confederación de Cooperativas de Trabajo (CNCT) y las CTA Autónoma y de los Trabajadores, comenzaron de manera simultánea a cerca de las 11 se extendieron hasta la tarde, aunque algunas no pudieron realizarse como estaban previstas a raíz de fuertes operativos de seguridad.

El objetivo de las agrupaciones era cortar los principales accesos a la Capital Federal y varias rutas de otras puntos del país. En el Puente Pueyrredón solo pudieron ocupar la bajada hacia la avenida Mitre, en Avellaneda, ya que un grupo de efectivos de las policías Federal y Bonaerense les impidió subir a la autopista, por lo que no hubo demoras considerables en el tránsito.

También hubo piquetes en el ingreso a la autopista Buenos Aires-La Plata; el Acceso Oeste; en la intersección de Panamericana y la ruta 197; en la rotonda de Cañuelas y en la ruta 3 a la altura del partido de La Matanza.En el interior, las protestas se replicaron en la ciudad de Rosario y en algunas zonas de las provincias de Salta, Córdoba, Catamarca y Santiago del Estero: los movimientos sociales aseguran que fueron un total de 50 cortes de calle.

En diálogo con la agencia NA, el dirigente del Frente Social Milagro Sala Eduardo Montes precisó que los piquetes se llevaron adelante en reclamo a "mejoras en el trabajo de las cooperativas" y por "la situación social del país". Además, el dirigente cuestionó al Gobierno nacional al señalar que "sólo habla con algunas organizaciones, las que son más amigas de ellos".

"Hay un montón de trabajo de refacción para hacer en las escuelas y que podrían realizarlos las cooperativas. Además, hay obras que se habían implementado con el programa Argentina Trabaja y que ahora quedaron inconclusas", agregó María Reigada, de la CTA Buenos Aires.