La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto de movilidad jubilatoria que establece que los haberes de los jubilados se ajustarán con una fórmula que combina la recaudación de la Anses y la variación salarial, en una votación en la que el oficialismo consiguió 132 votos a favor para imponerse a los 119 rechazos.

Durante todo 2020, el gobierno de Alberto Fernández suspendió la fórmula de ajuste para haberes provisionales que incluía la actualización por inflación y otorgó incrementos a través de decretos. 

La Anses difundió la evolución de los haberes con decretos y bonos

Con la nueva fórmula, se vuelve al esquema que se había utilizado durante el gobierno de Cristina Fernández, con un ajuste semestral.

Uno de los discursos más enfáticos fue el de Máximo Kirchner, presidente del bloque del Frente de Todos, quien remarcó que la nueva ley le permitirá a los jubilados y pensionados "recuperar lo que perdieron" de poder adquisitivo durante la gestión de Mauricio Macri.

En tanto, la principal oposición  quedó marcada en el discurso del radical cordobés, Mario Negri, presidente del bloque de Juntos por el Cambio, quien remarcó: "La fórmula que quieren votar ignorando la inflación es tener una miopía sobre el grado de la crisis económica de la Argentina. Pedíamos una base mínima de inflación para no llenarnos de incertidumbre".