El exministro de Planificación Julio De Vido lanzó duras críticas contra el presidente de la Cámara Diputados, Sergio Massa, por su rechazo a implementar amnistías a políticos presos por causas de corrupción, y le pidió que investigue la venta de Edenor.

De Vido respondió a declaraciones que hizo Massa en una entrevista con el diario español El País, en las que manifestó que rechazó conceder amnistías a los políticos presos por causas de corrupción. El exministro de Planificación está preso desde 2017 por la causa de Río Turbio y fue condenado por la Tragedia de Once.

"Ya que te preocupa tanto la cuestión de la corrupción sería bueno investigar desde el Congreso la operación de venta de Edenor, tanto a los compradores como al vendedor, pero fundamentalmente a los que desde el Estado intermediaron la operación", planteó De Vido a través de su cuenta de Twitter.

El exfuncionario se refirió así al contrato que firmó la empresa Pampa Energía, del empresario Marcelo Mindlin, para vender la totalidad de los activos de la distribuidora Edenor, cuya asamblea de accionistas quedó en manos de Daniel Vila, José Luis Manzano, cercanos a Massa, y Mauricio Filiberti, propietario de la firma Transclor.

"Presos políticos"

Massa descartó en la entrevista que vaya a llevar al Congreso los reclamos de ciertos sectores del oficialismo para liberar a dirigentes como Milagro Sala, Amado Boudou o De Vido, y afirmó que “una amnistía para los casos de corrupción sería absurdo y un gran error”.

“De mi parte no hay ninguna chance ni de poner en discusión una amnistía así como creo que el Presidente no tiene ninguna vocación de discutir un indulto. La Justicia es quien absuelve o condena”, afirmó el líder del Frente Renovador.

Sobre esto, enfatizó: “Creo que no hay ninguna necesidad política y creo que, en todo caso, lo mejor que nos puede pasar es que cada poder del Estado haga su trabajo. El legislativo legislar, la justicia absolver o condenar y el Ejecutivo llevar adelante la gestión. Tratar una amnistía me suena absolutamente absurdo”.

Acusado de pensar como el PRO

Alicia Castro, quien renunció a su cargo como embajadora argentina en Rusia en octubre de 2020, pocos meses después de su nombramiento por parte del presidente Alberto Fernández, también fue contra Massa por su postura frente a los "presos políticos" e incluso lo acusó de pensar como el PRO.

"Con @SergioMassa reclamando presencialidad en las Escuelas -aún sin vacuna como @horaciorlarreta- y sin contar los 47.000 compatriotas muertos; descartando Indulto y amnistía para los #PresosPolíticos del macrismo y erosionando a Venezuela al compás de EEUU no necesitamos al PRO", criticó.

Así se refirió a los dichos de Massa, que planteó en declaraciones a Infobae que "las clases tienen que empezar con los chicos yendo al colegio” y dijo a El País: “Yo mantengo desde hace años que el gobierno venezolano no cumple las pautas democráticas mínimas. El Presidente también ha sido claro en su respaldo al Informe Bachelet y tiene una posición muy clara respecto de la necesidad de que Venezuela camine hacia una democracia a partir de una solución que encuentren los venezolanos con ayuda del resto de las naciones”.

Castro había presentado su renuncia como embajadora, cargo que no llegó a asumir por la pandemia, porque no estaba "de acuerdo con la actual política de Relaciones Exteriores" luego de que el Palacio San Martín condenara a Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, fue embajadora en Venezuela (2006-2011) y Reino Unido (2012-2015).