El presidente Mauricio Macri se mostró con los gobernadores de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y Córdoba, Juan Schiaretti, para dar comienzo a una obra para prevenir inundaciones y volvió a señalar que “hay que ceder cada uno un poco” para así “garantizar 20 años de crecimiento”.

Tras plantear los principales puntos del plan de reformas que aspira a concretar, el mandatario se trasladó hasta la comuna santafesina de Tortugas para para dar inicio a las tareas hídricas del canal San Antonio, para solucionar el problema de inundaciones en una zona limítrofe entre ambas provincias.

“Ayer (lunes) estuvieron los gobernadores y les agradezco. Y estuvieron los dirigentes de cada sector y les pedí que nos comprometamos en serio porque es ahora o nunca, porque tenemos que ceder cada uno un poco para garantizar 20 años de crecimiento en la Argentina”, subrayó el líder del PRO, en alusión al encuentro llevado a cabo en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

Macri afirmó que eso es lo que “se necesita para derrotar defi nitivamente la pobreza y para darle las herramientas a la clase media para crecer, proyectarse y desarrollarse”.

Luego, el Presidente encabezó la inauguración de una acería en el departamento santafesino de Pérez, que permitirá sustituir importaciones y aumentar la capacidad de producción de palanquillas de aceros en el país, informó el Gobierno.

Finalmente, visitó la localidad de Villa Elosía para reunirse con el intendente local, Mauricio Tartaglini; luego realizó un breve acto en la plaza principal ante vecinos y comerciantes; y concluyó su actividad en Santa Fe dialogando con los dueños de un bar y de una panadería.

Por la tarde, en tanto, Macri recibió en la Casa Rosada al CEO de la empresa United Airlines, Oscar Muñoz, quien le brindó detalles de la actividad de la fi rma en el país y le anunció la apertura de un nuevo vuelo diario y directo entre Buenos Aires y Nueva York a partir del 28 de octubre.