El interbloque de diputados de Juntos por el Cambio ratificó que rechazará el proyecto que reforma el esquema de alícuotas del impuesto a las Ganancias para las sociedades, que el Poder Ejecutivo nacional presentó la semana pasada. Una de las principales críticas que hacen desde ese espacio es que por los montos establecidos casi todas las empresas pasarán a pagar un gravamen más alto que el actual y que eso desalienta las inversiones. 

A diferencia del visto bueno que le dieron a la iniciativa que sube el mínimo no imponible de Ganancias a $150 mil para los asalariados, los legisladores de la coalición opositora aseguran que el texto referido a las empresas plantea un retroceso en materia impositiva. Como adelantó Bae Negocios, desde Juntos por el Cambio objetaron el proyecto que fija una nueva estructura de alícuotas escalonadas con tres segmentos para sociedades. El diputado macrista Luciano Laspina se sumó hoy a esos cuestionamientos desde su cuenta de Twitter al sostener que la "Argentina tenía (hasta esta nueva ley) la segunda carga tributaria sobre empresas más alta del mundo según el Banco Mundial" y apuntó que ahora pasará a encabezar esa lista. 

"No entiendo con que cara el gobierno dice que sólo le está subiendo los impuestos a las 'grandes empresas' (como si fuese bueno) si ahora pasarán a pagar una alícuota récord de 40% las empresas que ganen más de...$216.666 pesos mensuales! ¿Es broma lo de 'grandes empresas'?", apuntó el legislador de PRO. 

Apenas el Ejecutivo nacional presentó el proyecto el jueves último, desde el bloque radical realizaron las primeras críticas. No sólo puntualizaron que la suba del tributo podría trasladarse a los consumidores, sino que además no se cubrirá el costo que tendrá para el fisco el nuevo piso de Ganancias dispuesto para los trabajadores en relación de dependencia, que ronda los $41.000 millones. No obstante, desde el gobierno de Alberto Fernández sostienen que permitirá sumar alrededor de $120.000 millones extra a la recaudación. 

El proyecto, que por el momento no tiene fecha para ser tratado, establece reducir la carga de Ganancias para las pequeñas empresas, mantenerlo en su nivel actual para las compañías medianas y elevarlo para las más grandes. Con este nuevo esquema se reemplazaría la norma enviada al Congreso en diciembre pasado para frenar la reducción del gravamen del 30% actual al 25% que se había fijado durante la administración de Mauricio Macri en 2017.

Otro de los argumentos que esgrimen desde Juntos por el Cambio en contra de la iniciativa es que se desalientan las inversiones. En tanto, en el Frente de Todos afirman que el gobierno de Cambiemos redujo el gravamen, pero no llegaron jamás las inversiones esperadas; y destacaron que con el nuevo esquema, el 75% de las empresas abonará una alícuota de Ganancias más baja que la vigente.   

Si se aprueba el proyecto, las sociedades pagarán el 25% en el caso de ganancias netas de hasta $1,3 millones. A partir de esa cifra y hasta los $2,6 millones, abonarán un 30%. Y habrá un último segmento que pagará el 35% cuando las ganancias netas estén por encima de los $2,6 millones. 

Prórroga del protocolo de sesiones remotas

 

Los jefes de las bancadas que integran Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Juan Manuel López (CC-ARI), firmaron la prórroga del protocolo que regula el funcionamiento remoto de la Cámara de Diputados. Con ese aval, el plenario de Presupuesto y Hacienda, que conduce Carlos Heller, y de Legislación Laboral, que preside Vanesa Siley, está en condiciones de dictaminar este jueves el proyecto que eleva el mínimo no imponible de Ganancias para los asalariados.

En el oficialismo analizan llevar la iniciativa al recinto entre el martes y miércoles próximo. Mientras tanto, desde el interbloque Federal y Juntos por el Cambio solicitaron, por separado, que se convoque a una sesión especial para el jueves 25 de marzo para prorrogar la Ley de Biocombustibes.