Casi en el mismo momento que el Frente de Todos sellaba la unidad en la Cámara Baja con un bloque único de alrededor de 120 diputados, bajo la conducción de Máximo Kirchner, en el interbloque de la alianza Juntos por el Cambio quedaba al descubierto un primer resquebrajamiento tras la pérdida de tres de sus integrantes, a lo que se suma el descontento de otros legisladores que pujan por formar una bancada aparte aunque, por ahora, sin intenciones de abandonar la coalición.

El malestar ante el pedido del presidente Mauricio Macri para que nadie sacara los pies del plato en el bloque de PRO y que se encargó de transmitir el flamante titular de la bancada, Cristian Ritondo, fue creciendo con el correr de los días, en especial entre algunos de los diputados que vienen cuestionado la modalidad de la toma de decisiones que se adoptó dentro de Cambiemos.

Los primeros en pegar el portazo en la bancada macrista fueron el bonaerense Pablo Ansaloni y el santacruceño Antonio Carambia. Luego, la tucumana Beatriz Ávila, de Justicia Social, siguió sus pasos. Los tres, junto a cinco diputados más, resolvieron conformar el interbloque "Unidad Federal para el desarrollo", que encabezará el mendocino José Luis Ramón, quien ayer formalizó esta decisión ante el presidente entrante de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a través de las correspondientes notas.

El rionegrino Luis Di Giácomo, de Juntos por Río Negro; y los misioneros Ricardo Welbach, Diego Sartori y Flavia Morales, del Frente Renovador de la Concordia, son los otros cuatro diputados que decidieron integrar el nuevo interbloque.

Los tres legisladores que se fueron del interbloque de Juntos por el Cambio no sólo significó una reducción del número de integrantes de ese espacio, que quedaría con 116 diputados, sino que además es una señal de lo que podría suceder luego del 10 de diciembre próximo, si Ritondo no consigue atender los diferentes reclamos de quienes hasta ahora son parte de la bancada de PRO y de algunos que hoy jurarán durante la sesión preparatoria.

Aunque los legisladores cercanos al presidente saliente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, insisten con que quieren armar una bancada propia dentro del interbloque de Juntos por el Cambio -algo a lo que en un comienzo Macri se negó de manera terminante pero que en vista a lo que está sucediendo podría revisarlo-, "no romperán, al menos por el momento", señalaron a BAE Negocios fuentes gubernamentales. Y agregaron: "Se sigue negociando, mientras tanto se están yendo otros". Una de las razones por las que en el macrismo quieren evitar más escisiones es para no perder fuerza al momento de condicionar al Frente de Todos, a sabiendas de que el sector que busca conformar otro bloque tiene un espíritu más dialoguista del que pretende Macri para cuando le toque ser opositor. Sin embargo, ya sólo con la creación del interbloque "Unidad Federal para el desarrollo", el peronismo acrecienta sus chances de lograr el apoyo necesario para la aprobación de las leyes.

Más notas de

Gabriela Vulcano

Fernández trazó sus objetivos y anunció la intervención de la AFI y una reforma judicial

Fernández recibe el bastón de mando, su discurso estuvo lleno de alusiones a la unidad nacional

Macri se despidió sin estridencias y en la Rosada algunos soñaban con la vuelta

Macri se despide del personal de la Rosada

Juntos por el Cambio suma deserciones y tensión

Ansaloni pasó a Unidad Federal para el Desarrollo

Macri defenderá logros y justificará errores en un balance final de gestión

El Presidente no hizo cadena nacional en sus cuatro años de gestión

Monzó lanza su armado en provincia y le disputa el liderazgo a Vidal

La postal legislativa dejará de ser sinónimo de Monzó

Vidal evita confrontar con Macri, pero se prepara para armar su bloque de poder

Vidal encabeza una fluida transición en provincia

Derogan hoy la resolución de Rubinstein y esperan que se vaya sin que lo echen

El gabinete debatió el escándalo final de la gestión Cambiemos

Macri deroga el nuevo protocolo sobre aborto no punible publicado horas antes por Rubinstein

Macri finaliza su gestión con nuevos focos de tensión interna

Juntos por el Cambio se acomoda a los deseos de Macri en la Cámara baja

Ritondo presidirá el bloque PRO y el interbloque

Macri prepara su despedida con la plaza del 7-D en busca de cimentar su liderazgo opositor

El presidente quiere replicar la movilización