El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, aseguró que "la obra pública es un motor de la economía" y que el Gobierno "tiene la decisión de ponerla en marcha" con un plan que incluye más de 270 emprendimientos que "generarán 45.000 puestos de trabajo directo en todo el país" en los próximos 45 días.

"Por cada puesto de trabajo directo de trabajo se generan tres o cuatro indirectos", enfatizó el ministro, y ratificó que "las empresas que ganaron las licitaciones deben garantizar el traslado de los empleados para seguir con los protocolos sanitarios" que se impusieron en tiempos de pandemia.

El plan "Obras País" incluye desde construcciones hidráulicas y cloacales junto a Aysa en municipios hasta refacciones en escuelas, pavimentos, rutas y caminos, señaló la agencia Télam.

Sobre los reclamos que desde la oposición realizaron por los dos artículos del DNU 457/20 que le permiten al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, reasignar partidas presupuestarias, Katopodis habló de "chicanas políticas" que se dan "en este contexto".

Con tono conciliador intentó bajarle el tono a la disputa aclarando que "la medida se entiende en este contexto" y que "hay que tener en cuenta que es parte del mismo presupuesto y que tiene que ver con la operatividad que se necesita en estos días", tras lo cual llamó a "no permitir que se meta la grieta".

"En poco más de un mes construimos 12 hospitales modulares en el país para hacer frente a la demanda que que podía generar el coronavirus", dijo, y adelantó que "entre el lunes y el miércoles ya van a estar todos equipados".

En paralelo, el ministerio construirá 16 Unidades Sanitarias Carcelarias y seis Centros de Aislamiento en penales de todo el país. "Todos los espacios permitirán sumar 750 plazas, para asistir a las personas detenidas afectadas por la Covid-19 y evitar el aumento de casos dentro de los penales", indicó esa cartera.

"Vamos a destinar $ 1.050 millones para el desarrollo de estas unidades, que se realizarán a partir de las directivas del Ministerio de Salud, y en un trabajo conjunto con los ministerios de Justicia de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires", dijo Katopodis.

"Ese proceso de licitación lleva aproximadamente entre 15 y 20 días. Una vez finalizado empezamos la obra en sí", detalló.

Según datos técnicos aportados por la cartera de Obras públicas, las 16 unidades sanitarias estarán ubicadas en terrenos dentro de los penales y permitirán sumar 432 plazas, distribuidas según el espacio disponible en cada unidad penitenciaria.

"Van a estar equipados con camas en celdas individuales con cierre electrónico y tendrán cierto nivel de complejidad, como equipamiento de Rayos X móviles, resucitador, equipo de traqueotomía, ventilador móvil (respirador), kit de laboratorio y equipo de curaciones", indicó Katopodis. También tendrán un sistema de cámaras de monitoreo y, una vez terminada la pandemia, van a quedar como centros de salud en los penales.

De las 16 unidades, una docena están ubicadas en la provincia de Buenos Aires repartidas entre el Servicio Penitenciario Federal y el Bonaerense.