El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, reafirmó ayer que el Gobierno tiene el "claro objetivo" de "mover la rueda de la economía" en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) apenas mejoren las condiciones impuestas por la pandemia, y reiteró que la obra pública será uno de los instrumentos para lograrlo.

"La obra pública ya es una de las palancas con las que vamos reactivando la actividad y el empleo en todo el país, sobre todo en las provincias donde la actividad se fue reanudando", afirmó Katopodis, en una entrevista con Radio 10.

Adelantó que, apenas lo permita la pandemia, la idea del Gobierno es replicar esa política "en el Área Metropolitana con mucha fuerza".

El funcionario marcó la urgencia "de llegar con respuestas rápidas para las necesidades que tiene Argentina y que puso al desnudo la pandemia, como la falta de agua, de cloacas y de urbanización".

En ese sentido, explicó que "en estos próximos seis meses" serán invertidos "30.000 millones de pesos en los 2.300 municipios" del país.

Agregó que, por otro lado, se destinarán "50.000 millones de pesos en rutas y caminos" para beneficiar la logística y la conectividad y detalló que ya se iniciaron los trabajos en la rutas 7 y en la ruta 8 y en la Autopista Presidente Perón.

"El esfuerzo que hizo la mayoría de los argentinos, los comerciantes, el pequeño y mediano empresario, va a ser valorado por una presencia del Estado que los va a apuntalar y a la salida de la pandemia los va a ayudar el tiempo que sea necesario", expresó.

Dijo también que la gestión buscará en la pospandemia "llegar con el agua a los siete millones de argentinos que no tienen" y entendió que se trata de "una brecha que tendríamos que haber resuelto hace tiempo" y señaló además que deberán "terminar" las obras que quedaron inconclusas por "culpa de la grieta".