El Gobierno bonaerense oficializó este sábado las medida firmadas por Axel Kicillof para contener el avance de la segunda ola de contagios de coronavirus. Las nuevas restricciones regirán en principio hasta el 30 de abril, según se publicó en el decreto N° 178/2021 como suplemento en el Boletín oficial del distrito.

Restricciones en la provincia de Buenos Aires 

El eje de la normativa es la reducción de la circulación en horarios nocturnos, y reducción de las actividades comerciales y gastronómicas. Por otra parte, el documento deja abierta la posibilidad de endurecer las medidas si es que la situación epidemiológica no mejora. 

El decreto firmado por Axel Kicillof pone el foco en la reducción de la circulación y la suspensión de las clases presenciales. En declaraciones a BAE Negocios, fuentes cercanas al gobernador mencionaron que en los casos diarios de coronavirus superen los 27 mil casos, podría verse suspendida la presencialidad a las clases en la provincia.

En el documento publicado en la parate de suplemento de decretos y resoluciones, el artículo 3 se faculta al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y a la directora General de Cultura y Educación, Agustina Vila, a “suspender, de manera conjunta, en forma temporaria las clases presenciales, así como a reiniciarlas, en función de la evaluación del riesgo epidemiológico”.

"En aquellos casos en que resulte necesario disminuir la circulación de personas con el fin de evitar la propagación del virusSARS-CoV-2 y sus variantes, se deberán implementar políticas sanitarias que prioricen el funcionamiento de los establecimientos educativos con modalidades presenciales", agrega el texto.

En ese sentido, la normativa aclara que la posibilidad de interrumpir las clases presenciales “son de aplicación para todo el sistema educativo público, que comprende la gestión estatal y la gestión privada, conforme lo establece la Ley N° 13.688”.

La explicación de Provincia

La Dirección General de Escuelas (DGE) de la provincia de Buenos Aires lanzó este sábado por la noche un comunicado "ante falsos rumores que circulan por redes sociales" para desmentir la supuesta noticia de que ya se decretó la suspensión de clases, cuando en realidad se aprobó la autorización a aplicar restricciones en caso de que sea necesario.

El organismo del gobierno provincial advirtió que "circuló en las redes sociales y en algunos medios de comunicación una noticia falsa y errónea respecto de la supuesta suspensión de clases presenciales en las escuelas de la Provincia".

"Tal como lo expresa la normativa vigente, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires está implementando políticas sanitarias para priorizar el funcionamiento de los establecimientos educativos con la modalidad presencial, a partir de la permanente evaluación del nivel de riesgo epidemiológico", recordó la DGE.

La Dirección indicó: "En pos de seguir priorizando una presencialidad cuidada para estudiantes, docentes, auxiliares de la educación y el conjunto de la comunidad, llamamos a las y los bonaerenses a reforzar fuera del ámbito escolar el cumplimiento de las normas de cuidado y de las restricciones vigentes".

"Si la situación epidemiológica demandara modificar algún aspecto de las condiciones de presencialidad actuales será comunicado en tiempo y forma y por las fuentes oficiales habituales. Les pedimos a todos la máxima responsabilidad al momento de reproducir información respecto a esta y cualquier otra medida de restricción", advirtieron.

¿Qué pasa con las clases presenciales? 

Los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) se reunieron este sábado, y resolvieron presentar una nota para reclamar “una reunión con carácter de urgente” con Vila y el ministro de Salud, Daniel Gollan.

En la misiva los sindicatos pidieron “discutir la implementación de medidas de carácter restrictivo que impidan la propagación de los contagios en las escuelas” ante el “aumento tan acelerado de los casos” de coronavirus en territorio bonaerense.

Días atrás, la Unión de Docentes de La Provincia de Buenos Aires (Udocba) y la Federación de Educadores Bonaerenses (FB), junto a los gremios del FUDB salieron a pedir que las autoridades revisen de forma conjunta la suspensión temporal de las clases presenciales en todos los niveles escolares.