El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció las nuevas medidas que comenzaran a regir en ese distrito en el marco de la cuarta fase del aislamiento, que incluirán una mayor apertura en el interior de la provincia y la continuidad de estrictos controles y pocas excepciones en el conurbano y señaló además que prefiere ser criticado "por ser cuidadoso que lamentar no haberlo sido".

El mandatario provincial, quien durante el anuncio estuvo acompañado por el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco y el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, aseguró que no aceptará "presiones" para flexibilizar el aislamiento y dejó en claro que el mensaje sigue siendo "quedate en casa", porque aseguró, es la única forma de morigerar "la propagación del coronavirus".

El DNU 459/2020 habilitó a funcionar a 18 sectores industriales en áreas de más de 500 mil personas bajo estrictos protocolos, mientras que en el caso del Área Metropolitana ( AMBA), los 40 distritos que lo integran, deberán solicitar la habilitación a la Provincia, la que a su vez, la elevará a la Jefatura de Gabinete  y una vez que Nación lo autorice, la Provincia dará la no objeción.

 Lo mismo podrán hacer otros rubros industriales aún no contemplados, los que deberán presentar sus respectivos protocolos.

El Ejecutivo provincial buscó diferenciar las medidas a adoptar en el el AMBA y el interior provincial, donde ya están en vías de ser autorizadas una mayor apertura de comercios y otras actividades debido a los escasos casos de contagios de coronavirus. En 51 municipios del interior  fueron habilitadas las salidas de niños, a diferencia del conurbano donde sólo podrán hacerlo para acompañar brevemente a alguno de sus tutores a realizar alguna compra.

"En el caso del Gran Buenos Aires tenemos una situación distinta, el que no entienda eso y pretenda presionar con abrir todo, con olvidarse de la cuestión, está absolutamente equivocado y poniendo en riesgo a los demás y no lo vamos a permitir", sostuvo el gobernador.

"Se van a abrir nuevas industrias y empresas que estaban hasta ahora sin producir sí, pero con los protocolos que ya hemos probado" y "con transporte propio de la empresa", y advirtió que "el transporte público va a estar permitido solo para los trabajadores de actividades esenciales" porque según dijo, es "el principal factor de difusión del coronavirus en el mundo".

También expresó la necesidad de "impedir el desabastecimiento de productos y el aumento de precios", aunque en los comercios "no nos podemos dar el lujo de la normalidad", por lo que solo abrirán "los de cercanía", mientras que los centros comerciales, galerías y shopping continuarán cerrados.

Los anuncios estuvieron precedidos por un comunicado de los intendentes de la tercera sección electoral, quienes se mostraron preocupados ante los anuncios dispuestos por la Ciudad de Buenos Aires respecto a la apertura de nuevos comercios lo que "implica mayor movilidad" y teniendo en cuenta que muchos trabajadores residen en sus distritos, ello resulta "riesgoso para todo el AMBA".