El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, resolvió hoy otorgar a los empleados públicos y a los trabajadores de la salud provincial un aumento de 3.000 pesos, a percibir con los salarios que se cobren los primeros días de marzo, y otorgar mil pesos más, a cobrar los primeros días de abril, ambos a cuenta de la paritaria 2020.

Así lo informaron fuentes oficiales al señalar que la medida se dispuso hoy luego que los gremios estatales rechazaran una nueva oferta de mejora del gobierno provincial y debido a que cerraba el plazo para la liquidación de salarios que se percibirán los primeros días de marzo.

La intención del mandatario, dijeron los voceros, apunta a que los trabajadores cobren de inmediato la mejora, "mientras continúan las reuniones paritarias 2020".

Fuentes ligadas a la negociación indicaron que se decidió emitir un decreto "ante la necesidad de llevar un alivio inmediato al bolsillo de los trabajadores".

En tanto, se seguirá el diálogo en el marco de la paritaria 2020, y miércoles, jueves, viernes se realizarán las mesas técnicas.

Durante la reunión llevada a cabo entre las 9 de la mañana y las 13 del mediodía, los representantes de los sindicatos habían rechazado la nueva oferta presentada por el Ejecutivo.

En el salón de la Biblioteca del Ministerio de Economía estuvieron presentes representantes de los gremios que enrolan a los trabajadores del régimen de la ley 10.430 (Fegeppba, UPCN y ATE).

Por parte del ejecutivo provincial participaron el ministro de Hacienda, Pablo López; la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec; Nicolas Todesca, subsecretario de Coordinación Económica, y Leandro Macia, subsecretario de Relaciones del Trabajo.

Tras el encuentro, el secretario general de ATE-Buenos Aires, Oscar De Isasi, afirmó que "el recupero debería ser retroactivo a diciembre y sin tope de salarios" y agregó que "la propuesta para 2020 también debería regir desde enero y no de marzo".

Anoche, el gobierno local propuso otorgar una suma fija remunerativa mensual no bonificable de 1.000 pesos en concepto de pérdida salarial del 2019 retroactiva al 1° de enero que percibirían todos los agentes; monto que se incrementaría a 2.000 pesos desde el 1 de febrero de 2020, lo que fue rechazado y se pasó a un cuarto intermedio esta mañana.

Hoy el gobierno bonaerense sumó a la propuesta anterior el 7 por ciento al sueldo básico más 500 pesos que se cobrarían en marzo, lo que fue rechazado también por los gremios.