El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, volvió a afirmar hoy que "la actual emergencia se produce por el sobreendeudamiento que generó la gestión de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en relación a los recursos disponibles", destacó que en los cuatro años de Cambiemos la provincia contrajo el doble de deuda que en los ocho anteriores y se advirtió, especialmente, por cómo el tema es tratado por los medios de comunicación.

El mandatario bonaerense pidió a la prensa un tratamiento "más profesional" sobre la negociación que su administración lleva adelante con los tenedores del bono BP21, para postergar hasta el 1 de mayo el pago de capital por 250 millones de dólares.

"Sigo leyendo, azorado, el tratamiento que da parte de la prensa al diálogo en curso con los bonistas de la provincia de Buenos Aires", escribió junto con el link de una nota publicada por un diario porteño, cuyo título es "Acorralado, Kicillof mejora oferta para evitar default".

Kicillof afirmó que la palabra "'acorralado' parece ser un adjetivo estrafalario para describir esta instancia de la negociación". Y agregó: "insisten con enfatizar que el bono que se está discutiendo fue emitido en 2011. No hace falta ser un especialista para comprender que ese no es el problema de sostenibilidad que experimenta la Provincia".

Aclaró, además, que no se trata de una "queja", pero consideró que "los bonaerenses merecen un tratamiento más profesional de una cuestión tan seria y delicada".

Historia de una crisis

"La actual emergencia se produce por el sobreendeudamiento que generó la gestión de (Mauricio) Macri y Vidal, en relación a los recursos disponibles. Esa es, ni más ni menos, la realidad”, describió.

“Dos tercios de los vencimientos de este año corresponden a la gestión Vidal. En sus cuatro años contrajo el doble de deuda que en los ocho anteriores”, enfatizó el actual gobernador de la provincia, que pidió que los medios le den al tema un tratamiento “más profesional”, y que se trata de una cuestión seria y delicada.

Las críticas al Gobierno de Cambiemos se dieron en medio de la polémica en torno al pedido de postergación de pagos del título BP21 hasta mayo y la decisión de extender el tiempo para reunir el consentimiento de los acreedores hasta el 31 de enero.

Por el momento, la provincia no realizó el depósito de los US$ 27 millones del cupón de intereses del bono, cuya fecha de vencimiento fue el 26 de enero.

Si bien esa fecha fue domingo, se esperaba que el pago fuera efectuado el lunes, pero ello no sucedió en lo que va de la semana y las negociaciones continúan en medio de un mercado que se mantiene a la expectativa de una resolución.

La administración provincial reiteró que tiene "la mejor voluntad" para llegar a un acuerdo con sus acreedores, pero subrayó que pretende hacer propuestas que se puedan cumplir.

Por medio de un gráfico publicado en las redes sociales, el gobernador precisó que de los vencimientos de deuda previstos para 2020, el 67% (unos U$S2.274 millones) corresponde a deuda contraída entre 2016 y 2019, durante la gestión de María Eugenia Vidal.

Para los años siguientes, detalló que la deuda generada en los últimos cuatro años representa el 62% de los vencimientos de 2021 (por U$S1.596 millones), el 90% de los vencimientos de 2022 (por U$S1.853 millones) y el 92% de los vencimiento de 2023 (por U$S2.023 millones).

Además, remarcó que entre 2008 y 2015, la provincia generó una deuda de U$S2.700 millones. Mientras que entre 2016 y 2019, el monto ascendió a U$S5.050 millones, un incremento de 87,1%, según las cifras que publicó Kicillof en la red social.