Axel Kicillof, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, se convirtió esta mañana en el primer político del país en recibir la vacuna contra el coronavirus y remarcó su "absoluta confianza" en Anmat, al tiempo que desestimó las críticas contra el fármaco ruso Sputnik V. "Si está aprobada por Anmat, es palabra santa", afirmó.

Si bien fue uno de los primeros en todo el país en recibir la dosis a las 8:30 de esta mañana, media hora antes de que inicie la campaña en simultáneo en el resto de las provincias, Kicillof aclaró: "No fui el primero, se vacunaron primero trabajadores y trabajadoras de terapias intensivas: un médico intensivista, una enfermera y una trabajadora de limpieza" del Hospital San Martín de La Plata.

El mandatario enfatizó su "absoluta, total y completa confianza en esta vacuna y en todas las vacunas, en tanto y en cuanto las apruebe la Anmat". "Tengo la misma confianza en esta vacuna que cada vez que consumo un medicamento o alimento que está aprobado por la Anmat", comparó.

Al respecto, aclaró que se vacunó para mostrar su confianza en el organismo, porque "si está aprobada por Anmat, es palabra santa, y es algo que nos cura, no hace ningún tipo de daño".

"La gran mayoría de los medicamentos de la Argentina tienen componentes básicos que vienen del extranjero: de India, China, Pakistán, nunca me importó y nunca lo supe, porque vienen importados por el Anmat. Para mí, esta vacuna es argentina en la medida que está aprobada por Argentina", planteó.

Para Kicillof, la aplicación de las vacunas "marca el comienzo del fin de la pandemia". "Las vacunas que han llegado, comparadas con otros países, son muchas, pero para las necesidades nuestras simplemente van a alcanzar para aquellos que dan la vida todos los días para cuidarnos de la pandemia", alertó sobre las 300 mil dosis que Rusia acordó enviar a Argentina.

Sin embargo, destacó que la cantidad de dosis "se va a reforzar mucho más en enero, con 4 millones de vacunas más para la Argentina, y una parte de eso para la Provincia", mientras que aclaró que "la distribución ha sido objetiva, por cantidad de población".

Kicillof junto a la trabajadora de limpieza, la enfermera y el médico intensivista que recibieron las primeras vacunas del país

La emoción por la vacuna

"Estábamos todos emocionados: médicos, enfermeras, los que nos dimos la vacuna y los que nos la dieron", expresó Kicillof, al mostrar su carnet de vacunación y el certificado que entrega el gobierno bonaerense a las personas que la reciban.

Además, contó que, cuando estaba recién vacunado, le envió un mensaje de agradecimiento al presidente Alberto Fernández.

"Es uno de los primeros momentos de alivio en lo epidemiológico desde que empezó la pandemia. Esta mañana empezó la campaña de vacunación más grande de la provincia de Buenos Aires. Es una vacuna que no sólo previene una enfermedad como lo hacen todas, sino que es la vacuna que marca un verdadero triunfo científico en la lucha contra el coronavirus", celebró.

Rebrote y una advertencia sobre el cuidado

Respecto al lote de vacunas que ya recibió la provincia de Buenos Aires, a la que llegó una parte de las 123 mil totales que le corresponden, recordó que se destinarán "específicamente a trabajadores y trabajadoras de la salud, y en especial a aquellos que están en la primera línea de contacto con el virus".

Por otra parte, pidió continuar con los cuidados, sobre todo por las Fiestas de fin de año: "Hace dos semanas teníamos 1.300 casos en promedio, y ahora tenemos 2.300 aproximadamente. No es una segunda ola, pero sí estamos ante un rebrote".

En ese sentido, insistió en que la pandemia "no se terminó" y advirtió que en la provincia se vacunará durante "varios meses, probablemente medio año, si llegan las dosis en tiempo y forma y no hay ninguna dificultad".

" Vacunarse es un acto de solidaridad. Muchos decidieron enfocar la pandemia desde un punto de vista individual: 'si quiero me vacuno, si quiero me cuido, y si no, no'. Pero cada vez que un bonaerense, como está pasando en mi cuerpo, empieza a producir anticuerpos y defensas, no sólo no se contagia él cuando concluya el período de inmunización, sino que cuida a los demás. Es un acto de amor", manifestó.

También recordó que está disponible el sitio web Buenos Aires Vacunate (https://www.gba.gob.ar/vacunate/), "donde se pueden registrar no para tener el turno hoy, porque las dosis que hay alcanzan para una parte, pero sí empezar a recibir información sobre la campaña de vacunación y, cuando podamos tener los lotes de vacunas en la provincia, empezar a asignar los turnos".

En orden, la prioridad para vacunar será "la población esencial de terapias intensivas y personal de salud, luego a mayores de 70 y 60 años, personal de Fuerzas de Seguridad, educación y luego a la población en general hasta alcanzar un nivel de inmunización que permita la inmunidad colectiva".