El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, destacó el trabajo del subsecretario de Energía, Federico Basualdo, en medio de la controversia que este mantiene con el ministro de Economía, Martín Guzmán: “Es un excelente funcionario, lograr un incremento menor a 2 cifras es importante", sostuvo.

La interna que enfrenta a diferentes a sectores del gobierno nacional respecto al aumento de tarifas continúa y en ese contexto, el mandatario provincial aseguró que “si se habla de un aumento, no puede superar el 9%” en la Provincia, algo en consonancia por lo planteado por Basualdo y que lo llevó a confrontar con Guzmán. 

"En la provincia autorizamos un aumento del 7%, Edenor y Edesur tienen impacto en el conurbano”, sostuvo el ex ministro de Economía en el programa radiofónico Habrá Consecuencias, en donde también recordó que “el aumento de tarifas durante el macrismo no sirvió para nada, terminó en endeudamiento y fuga”.

La interna dentro del Gobierno

El ministro de Economía y su subsecretario mantienen un duro enfrentamiento desde hace meses por la manera en que debe avanzarse con el descongelamiento tarifario. El viernes pasado varias fuentes gubernamentales habían adelantado la renuncia de Basualdo, algo que fue desmentido por el propio funcionario.

Guzmán explicitó en varias ocasiones que, debido a la delicada situación fiscal, este año los subsidios energéticos deberán permanecer sin cambios con relación al Producto Interno Bruto, tal como está previsto en la ley de Presupuesto. Para lograr ese objetivo, el aumento debería acompañar a la inflación.

Sin embargo, las diferencias que planteó Guzmán no son solo con Basualdo sino también con el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, quien, al igual que Basualdo, tomó distancia del ministro públicamente en reiteradas ocasiones.

El conflicto entre con Ciudad

En dialogo con El Destape Radio, Kicillof aseguró que desde la Provincia “necesitarían coordinar las cosas con (Horacio Rodríguez) Larreta” respecto a las restricciones y alertó que "tomar decisiones distintas en el Área Metropolitana de Buenos Aires es contraproducente".

En ese sentido, enfatizó en que el virus “no reconoce la ideología de quien gobierna en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) o en la Provincia" y  por lo tanto no se puede seguir discutiendo "las soluciones que se toman en el mundo".  

Sobre este tema, el ex ministro de Economía fue más punzante y sostuvo que incumplimiento del jefe porteño al DNU del gobierno de Alberto Fernández "es grave” y acusó a Larreta de "jugar electoralmente con hacerle caso o no a un DNU"

"Nosotros triplicamos la cantidad de camas de terapia intensiva, por eso tenemos 76% de ocupación mientras que en CABA están llenos", aseguró Kicillof y explicó que "hay un derrame” de CABA a provincia” porque no hay camas” en la Ciudad: “No hay problema, son argentinos y argentinas. Pero el sistema está saturado", concluyó.