El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó que en la re negociación de la deuda en moneda extranjera su administración “defendió los intereses de la provincia”, y apuntó al contra el gobierno de María Eugenia Vidal por haber dejado “un desastre absoluto” durante su gestión.

En declaraciones a Radio 10, Kicillof se refirió al acuerdo alcanzado días atrás con el 97,6% de los tenedores de bonos en moneda extranjera: "Es muy importante haber podido avanzar en esta reestructuración”, ya que le generó a la provincia “ahorros muy grandes, de 4.600 millones de dólares”, afirmó.

Deuda bonaerense

Kicillof apuntó contra el endeudamiento de Vidal cuando fue gobernadora: "Nos habían dejado un desastre absoluto, una deuda difícil de pagar, en dólares, con acreedores privados y en ley extranjera cuando la provincia recauda en pesos”.

El gobernador sostuvo que la gestión de Vidal dejó “una mochila repleta de piedras imposible de cargar porque pasaron en el endeudamiento de 5 mil a 9 mil millones en dólares”. Luego, añadió que el macrismo bonaerense “se endeudó en cuatro años el doble de lo que se había endeudado Daniel Scioli en ocho años”.

El gobernador apuntó a los medios y a Vidal por no hablar sobre su decisión “espantosa y animal”

También apuntó que el 94% de los vencimientos “estaban concentrados" en el período de gobierno actual, y recordó que “Vidal, para pagar intereses de la deuda que tomó, tuvo que subir los gastos en materia financiera y ajustar o bajar en salud, educación y seguridad”.

“Es una cosa espantosa y animal. Es rarísimo porque Vidal da entrevistas y nadie le pregunta por qué lo hizo”, indicó Kicillof sobre la hoy candidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires.

Los intereses de la provincia en la re negociación

Cuando le consultaron acerca del tiempo que llevo la  negociación, que comenzaron en marzo de 2020, el gobernador consideró que fue “muy dura” y que su administración “defendió los intereses de la provincia”, lo cual “llevó un tiempo”.

“Mientras no arreglábamos porque estábamos buscando mejores condiciones y la salida del laberinto, decían 'Kicillof no arregla y es malo'. Pero cuando llega el acuerdo, lo disfrazan de intrascendente", concluyó el mandatario.