Tras la sesión de Diputados donde se trató la iniciativa para tranferir parte de los fondos a la policía porteña, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, consideró que el gobierno de Mauricio Macri "perjudicó fuertemente a los bonaerenses" con las transferencias de coparticipación.

Kicillof sostuvo que la Provincia "necesita recursos" ya que "a los sectores más vulnerables" de su territorio "le faltan cloacas, asfalto y luminarias" mientras que la Ciudad de Buenos Aires tiene “una situación distinta desde el punto de vista de la infraestructura".

"Macri se ocupó de alimentar y transferir recursos a la Ciudad de Buenos Aires y no ayudó a la entonces gobernadora Vidal, sino que también le fue secando los recursos", expresó el Gobernador en declaraciones con Radio 10, quien también opinó que “hay que ponerle los recursos que se necesitan para hacer una transformación estructural en el conurbano"

Luego del reclamo de la policía bonaerense que llegó hasta la Quinta de Olivos, el presidente, Alberto Fernández, decidió recortar el presupuesto que tiene la Ciudad para su fuerza de seguridad por considerarlo excesivo y redirigir ese dinero a la Provincia.

"Desde el planteo original del presidente quedó bastante claro cuál fue el motivo que ocasionó la redistribución de la coparticipación", indicó Kicillof sobre el proyecto de ley que fue aprobado con modificaciones en Diputados y deberá volver al Senado.

El mandatario provincial además aseguró que "durante el gobierno de Macri benefició a la Ciudad de todas las maneras posibles sin explicación, fue escandaloso el modo en que se la benefició”, mientras que para Kicillof “la provincia de Buenos Aires mucho no le interesa al macrismo, nunca le interesó".

En ese marco, expuso que "la provincia tiene 17 millones de habitantes, la Ciudad 3 millones" y añadió que "no hay forma de responder a todas las necesidades y de hacer transformaciones estructurales que tiene la provincia sin recursos".