El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que luego de las elecciones legislativas, “no hay chances de que haya un shock con el dólar” y comparó el contexto actual con el de 2019, cuando se produjo una importante devaluación ante el fracaso del ex presidente Mauricio Macri en las PASO, que quedó en segundo lugar por debajo de Alberto Fernández.

“No hay chances de que haya ningún shock en el dólar después de las elecciones. El Banco Central tiene reservas como para afrontar cualquier maniobra especulativa”, enfatizó el funcionario.

Kulfas recordó que “lo que ocurrió (en los mercados) en 2019, antes de las PASO, fue algo atípico, que fue la manipulación de encuestas. Eso provocó un cimbronazo muy fuerte por las falsas expectativas”.

“En los días previos a las PASO se difundió que Cambiemos estaba ganando por un punto y terminó perdiendo por casi veinte puntos", recordó. El 12 de agosto de 2019, un día después de los comicios primarios, el dólar pasó en una sola jornada a valer de $46,55 a $57,30.

En ese sentido, indicó: "Se buscó con encuestas inflar expectativas y para muchos sectores que habían apostado por Mauricio Macri en las PASO fue un cimbronazo muy fuerte. Es un tema que nunca terminó de ser analizado ampliamente, no es habitual que pase algo así".

El funcionario explicó que la situación actualmente es mucho más clara que en la gestión anterior. Kulfas con relación a esto, señaló “siempre hay algunas especulaciones, pero sabemos que el Ministerio de Economía y el Banco Central están en control como para contener un cimbronazo”.

La agenda para la exportación de carne

Por otra parte, el ministro se refirió a las exportaciones de carne, y defendió las medidas que tomó el Gobierno para limitarlas.

“Hoy se está exportando carne, solo que en niveles inferiores al de años anteriores. Las ventas al exterior están por debajo de 2019/2020, pero por encima a 2017 y 2018", enfatizó.

Adicionalmente, destacó que “estas medidas permitieron estabilizar los precios a junio, y en julio vimos algunas bajas, pero muy leves”.

“Nosotros, con esto, planteamos una reestructuración más integral del mercado de carne. Hay segmentos de cierta informalidad y con incumplimiento de normativas sanitarias”, resaltó.

Para Kulfas, el objetivo del Gobierno es “generar una cadena (de comercialización de carne) más eficiente”.