El vocero de la Armada,  capitán Enrique Balbi, afirmó esta mañana que “no se ha podido”  detectar en forma “fehaciente” al submarino ARA San Juan.

“Nos gustaría brindar noticias más precisas pero no se ha  podido, con todo el esfuerzo desplegado” detectar a la nave, afirmó Balbi.

Durante una conferencia de prensa, el marino señaló que se sumó  un buque de la Armada brasileña a la búsqueda y que se espera el  arribo de una aeronave de la Marina rusa.

Asimismo, “se sigue haciendo un trabajo arduo, importante de  modificación de toda la cubierta y parte de popa” de un buque de la  empresa Total para “embarcar un minisubmarino” estadounidense.

El vocero afirmó que la fuerza no realizó “ninguna vulneración a los protocolos escritos” para la búsqueda del submarino ARA San Juan y sostuvo que los militares trabajaron “mancomunadamente” con los funcionarios del  Ministerio de Defensa.

“No hemos realizado ninguna vulneración a los protocolos  escritos”, afirmó Balbi, quien señaló que esos procedimientos  indican que la intervención el Ministerio de Defensa no se  concreta desde le momento en que se pierde contacto con el submarino.

Precisó que la intervención de funcionarios de Defensa se  concretó a partir del viernes cuando se decretó la operación de  “búsqueda y rescate” (SAR, por sus siglas en inglÚs) y que eso se  adecua al protocolo previsto.

“Desde el el primer momento cuando se decretó (el operativo de  búsqueda y rescate) el viernes, ahí interviene el ministerio de  defensa”, dijo.

Señaló que en ese momento se conformó un gabinete de crisis  acá en el Edificio Libertad, en el Miniserio de Defensa y en  Puerto Belgrano”.

“En ese gabinete de crisis había un alto funcionario en el  ministerio de Defensa, trabajando mancomunadamente, en equipo”  con los militares y que se apuntó a “llevarle fehacientemente la  información al ministro de Defensa”, Oscar Aguad.

Balbi señaló que las comunicaciones que realiza a la prensa se  dan “con la anuencia del jefe de la Armada (Marcelo Srur) y del  ministro de Defensa” Aguad.