Convocados hoy para ser testigos de los anuncios del Presidente Mauricio Macri en pos de la gobernabilidad que los incluye, la cúpula de la CGT y otros bloques gremiales estarán en el CCK. Acto seguido de la previa con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, donde hubo apuntes expresos y algunos trazos de lo guardado con algunas llaves, el movimiento obrero asume otra etapa del “perder por poco”, a una semana del triunfo electoral de Cambiemos.

Con fórceps la central de Azopardo logró plasmar la decisión de apostar al diálogo, e incluso de recordar que a los tres secretarios generales, Juan Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer les restan tres años de mandato. Si de señales se trata fue uno de los tópicos que subrayó el camionero Pablo Moyano respecto del presente y futuro de la CGT. Al abanico de anuncios para hoy en el CCK (ver Edición Impresa), las huestes gremiales avizoran que si alguna de ellas “lesiona” derechos consagrados habrá vía legislativa para contrarrestarlos.

El destino de la estructura sindical está vinculada también a la crisis y supervivencia del justicialismo, Schmid declaró que “los que somos peronistas, logremos ordenar nuestro movimiento y tengamos una alternativa que seduzca nuevamente al pueblo argentino”.

Si de resistencia se trata el refuerzo sindical a la Cámara de Diputados se resume en el aporte de Unidad Ciudadana (UC), a Vanesa Siley (Judiciales), Walter Correa (Curtidores) y Hugo Yasky (CTA), otro factor que el sindicalismo tradicional se lamenta en cuanto a la poca participación.

Además de la CGT estarán hoy representados el Movimiento de Acción Sindical (MASA) y las 62 Organizaciones que se alinearon a Cambiemos desde 2015 a la fecha. Desde el MASA, Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) consideró necesario el diálogo con el Gobierno, con una agenda concreta, proyectos y la convicción de que los trabajadores deben afrontar la capacitación “para el presente y los tiempos que vienen”, consultado sobre avasallamientos flexibilizadores respondió “Si el planteo es flexibilizar tareas o generar la polifuncionalidad no lo vamos a aceptar’.

Otro jefe sindical, Ricardo Pignanelli (SMATA) sostuvo que hasta el momento las “reformas laborales fracasaron en la historia del país, “porque termina siendo la precarización del trabajo’.

En diálogo con el programa El Lobby (Radio Con vos) sostuvo que si bien los convenios laborales no se ejercieron como era menester “son necesarios para articular debidamente las actividades”.

Es de manual la ponderación del poder real que ofrecen las cúpulas sindicales, el cual traza desde todos los ángulos a la interna sindical. Incluso la crítica Corriente Federal (CFT) que encabezan Sergio Palazzo (Bancarios), Héctor Amichetti (Gráfi cos) y Horacio Ghilini (docentes privados) tiene su fricción interna respecto a la alineación política con el kirchnerismo y al mismo tiempo fl uida relación con Pablo Moyano.

Como ya anticipó este medio, un nuevo cisma, con poderes devaluados, podría repetir alguna fractura con perfi les similares a 2012.