La Cámara de Diputados aprobó hoy en general por 129 votos a favor y 125 en contra, con una abstención, la legalización del aborto, en medio de los aplausos de los legisladores que impulsaron el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, y comenzó a debatir cada artículo en particular.

En el marco de una sesión maratónica, dio comienzo ayer en el recinto de la Cámara de Diputados de la Nación el histórico debate por el proyecto de legalización del aborto seguro y gratuito, mientras en las inmediaciones del Congreso las organizaciones civiles en pro y en contra de la iniciativa se comenzaban a reunir para participar de una vigilia que culminará durante las primeras horas de hoy cuando finalmente se lleve a cabo una votación que se anticipa como reñida y con resultado abierto.

Pasadas las 11.20, Emilio Monzó, titular de ese cuerpo, dio por iniciada la sesión donde se comenzó a avanzará en la discusión de la norma que contempla la interrupción voluntaria del embarazo.

"Los cientos de miles de abortos que se hacen por año en Argentina son un tema que debemos resolver", comenzó diciendo el primero de los oradores, el diputado oficialista Daniel Lipovetzky, quien agregó que "se trata de un problema de salud pública, lo dijeron tres ministros de salud de dos gobierno distintos".

Lipovetzky señaló que "la legalización del aborto mejora la calidad de vida de las mujeres argentinas" por lo que "no hay ninguna duda de hacía donde tiene que estar nuestro voto" que es el del camino "afirmativo", advirtió que "no se trata de salvar las dos vidas, se trata de salvar miles de vidas" y culminó pidiendo un "nunca más a la muerte por un aborto clandestino".

Por su parte, la radical la radical Alejandra Martínez dijo que "ha quedado en claro que el aborto existe en Argentina, que las argentinas abortan todos los días y que hay casos en los cuales el Código Penal permite esta práctica desde hace casi 100 años".

A su turno, el titular del bloque de Cambiemos, Nicolás Massot, sostuvo que el debate sobre la despenalización del aborto representa un "dilema moral" y pidió: "No nos acusemos con la muerte en ninguno de los dos sentidos", pidió, al tiempo que advirtió que "el Estado está obligado a velar por el derecho a la vida".

En tanto que el diputado por el FpV Daniel Fulmus, dijo que "hoy no estamos discutiendo si en la Argentina va a haber interrupción involuntaria del embarazo, estamos discutiendo cuándo va a ocurrir, porque va a ocurrir" y en obvia referencia a los legisladores que se oponen a la sanción de la norma, dijo que mira "las caras de los que votaron contra la ley de educación sexual y hoy se llenan la boca diciendo que el problema del aborto se resuelve con educación sexual", ante lo cual los instó a implementarla "en sus provincias".

El debate, el cual se extenderá a lo largo de más de 15 horas debido a los cerca de 150 oradores anotados, hasta ayer seguía sin arrojar cifras definitivas sobre la votación final, debido a que los recuentos hablaban de 123 diputados en contra y 121 a favor de la medida, registrándose 10 indecisos y 1 abstención.

Mientras los oradores se sucedían en el interior de la Cámara, en las afueras del Congreso las miles de integrantes y adherentes pertenecientes a las organizaciones civiles que impulsaron el proyecto de despenalización identificadas con los pañuelos verdes, se congregaban en las inmediaciones de las avenidas Callao y Rivadavia donde en el marco de la vigilia, realizaron un festival del que participaron artistas como Jimena Barón, Eruca Sativa, La Delio Valdez, Las Taradas y Mis Bolivia, entre otras. Durante el día varias carpas albergaron ferias y sirvieron para ofrecer charlas, mientras se seguía la sesión en vivo.

Por el lado de las organizaciones "pro vida" e identificadas con los pañuelos celestes, instalaron tres carpas y tres gazebos donde se realizaron charlas, conferencias, se proyectó el documental "9 encuentros para vivir o abortar", mientras que en el escenario instalado en Entre Ríos e Yrigoyen ofrecieron un resumen de lo que fue el movimiento desde sus primera marcha en marzo. También mostraron una ecografía en vivo y subieron al escenario, médicos y referentes que ofrecieron su apoyo antiabortista.