La Cámara Federal porteña ordenó nuevamente al juez Sebastián Casanello que se pronuncie "en un plazo razonable" sobre los pedidos de indagatoria a la ex presidenta Cristina Kirchner en el marco de la causa por presunto lavado de dinero en la que está acusado el empresario Lázaro Báez.

Se trata de los pedidos que hicieron el fiscal del caso, Guillermo Marijuan, así como los de los querellantes Unidad de Información Financiera (UIF) y Oficina Anticorrupción (OA).

El juez Casanello había rechazado en dos oportunidades citar a la expresidenta en esta causa por supuesta falta de pruebas y, en cambio, instó a la OA a presentar el sostÚn probatorio para mantener el pedido.

Además, el juez había señalado que Cristina Kirchner ya estaba imputada en otra causa similar, que es la de fraude con la obra pública a cargo de su par Julián Ercolini y donde está a punto de ir a juicio oral y público.

El Tribunal se expidió en virtud de los planteos rechazados por el juez y ahora señaló que Casanello "se equivoca cuando alude a un eventual peligro de doble persecución penal", ya que "los hechos que exponen los acusadores para pedir la indagatoria de Cristina Fernández no fueron materia de un pronunciamiento en otras causa del fuero".

En ese sentido, los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah remarcaron: "Va de suyo la necesidad de que el magistrado instructor analice la situación de sospecha que señalan los acusadores acerca de la participación de Cristina.