La Casa Rosada y la  Residencia Presidencial de Olivos fueron esta tarde blanco de  nuevas amenazas de bomba, ante lo cual actuaba el juez federal Sergio Torres.

Pese a que en ambos lugares se registraba un escaso movimiento  con motivo de la previa de la Navidad, fuentes policiales confirmaron que ambos edificios fueron amenazados a través de  un llamado al servicio 911.

Efectivos de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal se  dirigían a ambos lugares, aunque ninguno había sido por el momento  evacuado.