El gobierno porteño tiene casi cerrado un cerco de acuerdo salarial con 15 de los 17 sindicatos docentes y aisló a UTE y Ademys, donde el escenario del conflicto se activa en cuanto a motivaciones políticas de resistencia. "Conformes", resume el semblante de los funcionarios bajo el mando de Horacio Rodríguez Larreta. En las próximas horas, las negociaciones paritarias serán cuestión del pasado y el incremento del 15% dividido en tres tramos recibió la aceptación de la mayoría de los gremios, reseñaron desde el Ministerio de Educación porteño. UTE y Ademys analizan medidas en conjunto para "perforar el techo que propone el Gobierno", subrayaron.

"Estamos próximos a un acuerdo", aseveran desde la cartera educativa y otros despachos. La oferta de ayer -en una reunión encabezada por la ministra Soledad Acuña- se cifró en el 15% en tres tramos: 8% en marzo, 4% en agosto y 3% en octubre más cláusula de revisión para septiembre.

Con esos números el sueldo inicial jornada completa pasa de $28.400 a $32.700.

La oferta alcanza hasta $4.000 anuales en concepto de capacitación y hasta 5% para los docentes con licenciaturas y maestrías y doctorados. Según el Ejecutivo de la CABA además hay $1.000 por cargo, que los docentes ya cobraron con el mes de febrero, más otros $1.000 por cargo que se ofrecieron y liquidarán con abril más 3,5% al salario, "como recomposición de 2017", explicaron.

"En las próximas horas tendremos las respuestas por escrito. Por ahora no está cerrada, pero si estamos cerca", confirmaron a BAE Negocios desde la cartera educativa. Oxígeno para funcionarios respecto de la complicada puja anual que alcanza a más de 50.000 trabajadores.

"Hicimos una propuesta superadora respecto de las anteriores, que significa un esfuerzo para la Ciudad en el marco de responsabilidad fiscal y presupuestaria", afirmó Soledad Acuña.

Eduardo López -UTE- graficó que "el 12% era un altillo salarial. Ahora hay que romper el techo del 15%, propuesto por Macri. Este número sigue siendo insuficiente, teniendo en cuenta que según el IPC de la Ciudad, entre enero y febrero hubo una inflación del 4%, que proyectada a doce meses da 24 por ciento".

Si bien en los próximos días evaluarán la medida de fuerza a tomar, advirtió que UTE adhiere -al formar parte de Ctera- a la jornada nacional de protesta del 4 de abril, en el marco de un nuevo aniversario de Carlos Fuentealba. En ese sentido, UTE formará parte de los gremios porteños que el martes 3 de abril informarán qué medidas de fuerzas tomarán en reclamo a "las políticas de Larreta", informaron. Ese día se reunirán en ATE Capital junto a Camioneros, Judiciales porteños, metrodelegados y la Ctep. En tanto, Carlos Adaro, secretario de Ademys, informó que el martes se reúnen y definirán allí las acciones, aunque pidió "unificar el reclamo con UTE. Somos los dos gremios mayoritarios en Capital Federal. La Ciudad tiene entender nuestra postura de rechazo a su oferta".