El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció la puesta en marcha de un plan gradual de reactivación de actividades para la nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) por el coronavirus y sostuvo que "la forma de salir adelante es entre todos" por lo que requiere a la ciudadanía a "ser responsables y no tirar por la borda el esfuerzo que se hizo".

En la Quinta de Olivos, el mandatario mencionó que este esquema consiste en un proceso de seis etapas, y la elaboración que responde una evaluación de los datos sanitarios de la pandemia en el distrito a cargo de "especialistas de distintas áreas".

"Así como hace dos semanas fuimos a una cuarentena estricta porque los casos en la Ciudad se habían duplicado de 400 a más de 800 por día, hoy llevamos más de 25 días estabilizados ", remarcó y dijo que "en función de estos datos, de la consolidación de nuestra estrategia y del cumplimiento responsable de las medidas de cuidado que viene teniendo la gente, vamos a avanzar en un plan integral ".

En este marcó, Larreta enumeró algunos de los aspectos que incidieron en la elaboración de ese esquema, entre ellos, "la integralidad, el fuerte compromiso con la libertad y con la responsabilidad que esas libertades demandan, el trabajo en equipo con el sector privado, con quienes ya se elaboraron 100 protocolos, la perspectiva de género y el bajo riesgo de las actividades al aire libre".

Además, aclaró que el plan podrá "tener avances y retrocesos", los que pueden afectar a los indicadores que marcan, por ejemplo, los nuevos casos por día de coronavirus, el aumento de los usuarios del programa Detectar y la cantidad de camas ocupadas de terapia intensiva en los hospitales.

Puntualmente, en las próximas dos semanas, la Ciudad seleccionada, la reapertura de los comercios barriales y también algunos servicios personales, como las peluquerías, y actividades profesionales.

Desde el lunes 20, permanecerá habilitada la posibilidad de hacer ejercicio al aire libre y respecto de las salidas con los niños y niñas menores de 15 años, ampliará la cantidad de días permitidos, que en la actualidad solo se puede hacer los fines de semana.

Por otra parte, -se van a activar las celebraciones en línea y el rezo individual en los templos, con un máximo de 10 personas automáticamente; en tanto que permanecerán los "controles estrictos" en el transporte público que será de uso exclusivo para los trabajadores que deben cumplir tareas esenciales.