Desde el bloque de sindicatos ferrovarios, el titular de La Fraternidad (maquinistas) Omar Maturano reclamó que los bancos dispongan el pago por ventanilla de los salarios a los trabajadores que representa. “Nuestros compañeros, que cumplen en todo el país un servicio esencial como el transporte de otros trabajadores en esta pandemia, en vez de cobrar sus haberes conforme a la Ley de Contrato de Trabajo, dentro de los 5 días hábiles, deben ir a los cajeros automático 10, 12 o 15 días consecutivos hasta completar su mensualidad”.

Para el también referente de la CATT incluso queda por aclarar “si existe algún pacto para trabajar ese dinero, léase intereses, con el salario de los trabajadores. Lo cual sería gravísimo y desde ya inaceptable”.

Maturano en diálogo con BAE Negocios advirtió también que “todos sabemos que los bancos nunca, ni siquiera en esta emergencia mundial pierden. Ahora que es inaceptable esta desconsideración social, económica, laboral y humana. Los los conductores  de trenes estamos afectados como servicios esenciales y nos exponemos  en las primeras filas de contagio del coronavirus, llevando a su trabajo y de regreso a su hogar en medio del Covid-19 y al parecer expuestos también a los intereses de oscuros acuerdos empresariales.

Porque esto pasa en todo el país, donde la demorar promedio es de 10 jornadas para cobrar el salario por cajeros automáticos”. El ferroviario acotó que tampoco se tiene en cuenta que en el interior del país no existe la cantidad ni diversidad de cajeros automáticos, porque a su criterio no se contempla que el transporte ferroviario, de carga y pasajeros, es una prestación federal y que cumple una labor vital llevando "alimentos, agua y pasajeros, que en su mayoría son trabajadores esenciales".

Su sindicato, La Fraternidad está evaluando tomar esa decena de días como "jornada laboral" y eso repercutirá en la continuidad de los servicio en el corto plazo. En concreto, si asumen esa postura los trabajadores no estarán al comando de los trenes durante 10 días. ”No vamos a quedarnos mudos ante los negociados espurios a costa de la salud, el tiempo y la integridad de los trabajadores . Esto no debe pasar inadvertido. Los bancos y sus aliados están trabajando con la plata, el tiempo y la salud de los trabajadores”.

Esa organización sindical al hacer pública su advertencia consideró que además de "todas las aclaraciones necesarias para este problema impensado" amerita que se habilite a la brevedad un esquema donde los trabajadores cobren "por ventanilla y conforme a la ley sus haberes".