El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, se pronunció en favor de un "diálogo fructífero, lo más amplio posible y con agenda consensuada", en momentos en que el Gobierno impulsa un acuerdo con la oposición sobre 10 puntos de política socioeconómica.

"Nosotros creemos en la posibilidad de un diálogo fructífero y le pedimos al Señor que los argentinos tengamos el coraje de poder dialogar entre nosotros para sacar el país adelante", dijo en una entrevista con Télam en el Vaticano.

Ojea destacó las "expectativas positivas" del grupo de 29 obispos que encabeza y que el viernes próximo se reunirá con el papa Francisco como parte de la visita "ad limina" que un primer contingente de prelados argentinos hizo la semana pasada. Consideró que para que el diálogo sea fructífero, "es necesario que el espectro de los actores sea lo más amplio posible" y "que no imponga agenda".

"Un diálogo auténtico no se da solo entre tres o cuatro personas, no solo a nivel de partidos políticos, sino también a distintas actividades fundamentales para la Patria", remarcó.

"Para dialogar primero hay que escuchar. Es necesario consensuar agendas, cuáles son los puntos, cuáles son los temas, para un diálogo fructífero, participativo y conducente", sostuvo.