Aún no hay consenso suficiente para la aprobación de la nueva Ley de Comunicaciones. Así lo reconocen en la Casa Rosada cuando el proyecto lleva casi dos años de debate con la modificación de las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522) y Argentina Digital (27.078).

El ministerio de Modernización, a cargo de Andrés Ibarra, planifica presentar el anteproyecto a mitad de año durante el Mundial. Ayer el titular de la cartera abrió el primer encuentro del Consejo Federal de Modernización e Innovación de la Gestión Pùblica (Cofemod) con la participación de sus pares del resto del país, a quienes les explicó los avances del anteproyecto.

El plan del Ejecutivo es encontrar el "mejor momento político para mandarla", confiaron fuentes oficiales a este diario. Por ahora, la fecha que se maneja es a mitad de año, en coincidencia con el mes del Mundial de fútbol que se jugará en Rusia. En los últimos días trascendió que durante junio, el Gobierno también tiene previsto avanzar con otra ley complicada como la reforma laboral.

El Gobierno la llama la "ley de la convergencia". A través de la Enacom- bajo la órbita de Modernización- presidida por Miguel De Godoy, crearon una comisión que se encargará de redactar el anteproyecto de la nueva ley. La primera reunión fue el 20 de abril de 2016 y ya llevan más de veinte encuentros reuniéndose con profesionales especializados, organizaciones civiles, cámaras empresarias, organizaciones de consumidores y usuarios, y entidades académicas.

En diálogo con BAE Negocios, Ibarra explicó que se "trata de una ley corta" en la que el Gobierno busca avanzar en la conectividad de los argentinos. Según señaló el funcionario tendrá tres puntos importantes: compartir infraestructura con las provincias para desplegar las fibras ópticas; aprovechar las obras de empresas de servicios públicos y ampliar el espectro a través de la telefonía móvil, Internet con 4G y la televisión satelital. "Es muy importante ir a la convergencia para que todas las empresas puedan dar los mismos servicios de cable, de telefonía móvil y de TV satelital".

Hasta ahora el decreto 267-2015 prohíbe esta opción de una empresa puede operar las tres opciones. "Se van a marcar las reglas para los próximos años", enfatizó Ibarra sobre el futuro de las comunicaciones.

En el discurso del 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa, Macri había trazado como uno de los ejes de este año la necesidad de una nueva ley sobre telecomunicaciones y tecnología para "mejorar la competencia y las inversiones, bajar los precios y mejorar la calidad del servicio a los usuarios" ante el atraso con respecto a otros países.