La Organización Internacional del Trabajo ( OIT) realizó un llamamiento a los gobiernos, empresarios y gremios, para fortalecer los sistemas de protección social y coordinar la adopción de prácticas seguras en los lugares de trabajo, ayudando de ese modo a evitar la expansión del coronavirus, a la vez que se preservan empleos y se empieza a pensar en la reactivación de la actividad económica post pandemia.

El organismo multilateral hizo este llamado en vísperas de la conmemoración, mañana 28 de abril, del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo 2020, bajo el lema "Detengamos la pandemia: la seguridad y salud en el trabajo puede salvar vidas". Para la OIT, más que nunca, en esta jornada internacional se debe dar prioridad a la sensibilización sobre la adopción de prácticas seguras en los lugares de trabajo y el importante papel que desempeña la seguridad y salud en el trabajo.

Y es que, a medida que los países van paulatinamente abandonando las medidas de aislamiento social, los gobiernos, los empleadores, los trabajadores y sus organizaciones se enfrentan a enormes desafíos mientras combaten la pandemia de COVID-19. Ya que además de proteger la seguridad y la salud en el trabajo, también existe la preocupación de reanudar la actividad de manera que no se reactive la transmisión del coronavirus.

Por ello, el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo se centrará este año en abordar el brote de enfermedades infecciosas en el trabajo, centrándose en la pandemia de COVID-19, con el fin de estimular el diálogo nacional tripartito sobre la seguridad y la salud en el trabajo.

La OIT utiliza este día para sensibilizar sobre la adopción de prácticas seguras en los lugares de trabajo y el papel que desempeñan los servicios de seguridad y salud en el trabajo (SST). También se centrará en el mediano y largo plazo, incluidas la recuperación y la preparación para el futuro, en particular, la integración de medidas en los sistemas y políticas de gestión de la SST a nivel gubernamental y empresarial.

Los gobiernos e interlocutores sociales, entre otras partes interesadas, deberían considerar la crisis del COVID-19 como una llamada de advertencia para fortalecer sus sistemas de protección social, ya que los países que poseen sistemas sanitarios y de protección social eficaces, con cobertura universal, están en mejor medida de proteger a su población frente a los riesgos que conlleva el coronavirus, resaltó el organismo que lidera el ex sindicalista Guy Ryder, quien destacó la necesidad específica de invertir en medidas a nivel social que ayuden a mitigar los peores efectos de la crisis a la vez que actúan como estabilizadores económicos.

Agregó la importancia de garantizar una protección adecuada a todos aquellos que continúan trabajando durante la crisis. Eso requiere garantías de seguridad y salud en el lugar de trabajo; arreglos laborales debidamente diseñados, como el teletrabajo; y las licencias remuneradas por enfermedad.

"La pandemia ha puesto de manifiesto amplias lagunas en los sistemas de protección social de todo el mundo, en particular con respecto a determinados grupos de trabajadores, por ejemplo los trabajadores a tiempo parcial, los temporales y los que desarrollan su labor por cuenta propia, muchos de ellos en la economía informal", señaló Shahra Razavi, Directora del Departamento de Protección Social de la OIT. "La protección social debe considerarse una inversión, no un costo adicional. Desempeña un papel primordial para mitigar los efectos de las crisis en el plano social y constituye un elemento estabilizador en el plano económico", resaltó.

Medidas en Argentina

Días atrás, la OIT resaltó a la Argentina como uno de los países que adoptaron medidas eficaces para la protección de los trabajadores. Al respecto, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, en un texto firmado por la Dra. Gabriela Manonelles, Coordinadora de su sección Enfermedades Ocupacionales, resaltó las siguientes estrategias adoptadas para proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo:

  • La Enfermedad COVID-19 producida por el Coronavirus SARS-COV-2 se considerará presuntivamente una enfermedad de carácter Profesional-No listada. DECNU-2020-367-APN-PTE
  • Licencias para trabajadores expuestos al contagio. El MTESS instauró una licencia para trabajadores del sector público y privado que lleguen de países con brote del COVID-19 (2020-178-APN-MT de 06/03); trabajadores independientes, becarios, pasantes y residentes médicos (Res.2020-184-APN-MT de 10/03) y todo trabajador con síntomas asociados al COVID-19, confirmación médica de haber contraído el virus, que haya estado en estrecho contacto con personas contagiadas o con síntomas, o llegado al país procedente de zonas afectadas (Res.2020-202-APN-MT de 13/03)
  • Licencias para trabajadores con responsabilidades de cuidado y de grupos de riesgo El MTESS otorgó licencia a trabajadores del sector público y privado con hijos escolarizados (la licencia se otorga a uno de los padres o tutores), trabajadoras embarazadas, trabajadores mayores de 60 años (excepto los que cumplan servicios esenciales) y trabajadores pertenecientes a grupos de riesgo. (2020-207-APN-MT de 16/03)
  • Fomento del trabajo remoto. El gobierno autorizó a trabajadores del sector público nacional en cualquier modalidad de contratación a trabajar desde sus domicilios, excepto quienes presten servicios esenciales, y recomendó a las empresas privadas trabajar con la dotación mínima de empleados y adoptar medidas para trabajar a distancia (2020-207-APN-MT de 16/03)
  • Recomendaciones de seguridad e higiene para el sector de telecomunicaciones. La Superintendencia de Riesgos del Trabajo formuló una serie de recomendaciones y, para facilitar su implementación, los trabajadores tendrán capacitación previa y controles de salud diarios.
  • La Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) y la Cámara de la Construcción (CAMARCO) acordaron el primer Protocolo de recomendaciones prácticas COVID-19 para la industria de la construcción, avanzando en directrices de referencia para la prevención, que permitan conciliar la paulatina vuelta a la actividad con la preservación de la salud en los lugares de trabajo.

Desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria resaltaron la "respuesta política amplia y sin precedentes en nuestro país al igual que otros estados miembro de OIT, en reconocimiento de la necesidad de tomar medidas urgentes para garantizar que esta pandemia no deje cicatrices duraderas en la salud, las personas y los empleos".

Más notas de

Hector Medina

Guillermo Siro: "Hay que recuperar la cadena de pagos"

Guillermo Siro: "Hay que recuperar la cadena de pagos"

Gremios mundiales piden un nuevo modelo económico resiliente

Gremios mundiales piden un nuevo modelo económico resiliente

Argentina se suma a la agenda global contra la violencia y el acoso en el trabajo

Argentina se suma a la agenda global  contra la violencia y el acoso en el trabajo

“Necesitamos cambiar de raíz la Ley de Entidades Financieras y el negocio bancario”

“Necesitamos cambiar de raíz el negocio bancario”

Impuesto a la riqueza: el mundo discute nuevos tributos por la crisis económica global

Impuesto a la riqueza: el mundo discute nuevos tributos por la crisis económica global

"Hasta barras de clubes de fútbol estan colaborando en la emergencia por la pandemia"

"Hasta barras de clubes de fútbol estan colaborando en la emergencia"

Por el coronavirus, vuelve el debate sobre un ingreso universal

Por el coronavirus, vuelve el debate sobre un ingreso universal

Liderazgos femeninos, los más eficientes ante el coronavirus

Prime Minister of Iceland Katrin Jakobsdottir visits Berlin

La OIT llama a fortalecer la protección de los trabajadores en el mundo

La OIT llama a fortalecer la protección de los trabajadores en el mundo

Por coronavirus, el PBI mundial se contraerá 3% este año

Por la pandemia, la economía mundial se contraerá 3%