El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, formalizó su pedido al Gobierno nacional para implementar un aislamiento social preventivo y obligatorio administrado en la provincia, incorporando otras actividades pero con un esquema de circulación social mínima y de fácil control, en el marco de la pandemia de coronavirus.

Desde la Casa de Gobierno provincial se informó que el gobernador Ziliotto ya le pidió a la Casa Rosada implementar una cuarentena "administrada" en La Pampa en forma conjunta con los municipios, para desarrollar otras actividades con un esquema basado en la "mínima circulación social y de fácil control", donde no está contemplado la apertura de los comercios, pese al pedido del sector.

La propuesta de Ziliotto apunta a regular la distribución de los productos de venta online por parte de los comercios pampeanos, que en los últimos tiempos se "han visto sumamente afectados por sistemas de venta de alcance nacional", como -por ejemplo- Mercado Libre.

Por este motivo el Gobierno provincial requirió al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que analice la viabilidad de exceptuar de la cuarentena el "despacho y/o distribución en la provincia de La Pampa de productos adquiridos mediante compra/venta online y/o telefónica". La decisión implicaría la primera diferenciación, en función de la localización, del aislamiento planteado a nivel nacional.

En ese marco, se propuso que los productos comprados deberán ser entregados exclusivamente "mediante sistema de cadeterías y/o fletes registrados en los municipios" y también solicitó que se evalúe habilitar y autorizar los sistemas de recaudación de tributos y servicios públicos a través de cajas de cobro ubicadas dentro de las oficinas de atención al público de diferentes organismos públicos y cooperativas.

Al respecto se planteó como ejemplo habilitar las cajas ubicadas dentro de los edificios municipales o entidades solidarias y se aclaró que deberían funcionar en los mismos horarios de atención habilitados para los bancos.

La Pampa tiene sólo cinco casos confirmados de Covid-19, 71 personas en aislamiento preventivo y monitoreadas; hay más de 6.200 personas que fueron detenidas o notificadas por violar la cuarentena, con condenas que ya fueron dictadas de manera virtual a los reincidentes. Asimismo, la provincia mediterránea cuenta con una proyección de 130 camas para enfrentar el pico más alto de la pandemia, con dos hospitales más que se están construyendo, uno en Santa Rosa y otro modular en General Pico.