El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, advirtió hoy que la Provincia "no tiene plata" para mejorar la propuesta del 15% ofrecido a los docentes. Aseguró que un aumento mayor significaría una baja en las jubilaciones o en la obra pública.

“No hay y no encontramos dinero para aumentar el ingreso a los docentes. No hay plata, podemos dar un premio de $500 por mes de presentismo", sostuvo el funcionario, y aseguró que la Provincia tiene déficit fiscal.

“Queremos más, pero tenemos una estrechez de recursos, una escasez financiera. Por eso, nuestra propuesta salarial es consistente con nuestras proyecciones. Para poder pagar más tendríamos que aumentar impuestos, aumentar la deuda", planteó.

Lacunza marcó el terreno y planteó que la fecha límite para las paritarias es el inicio de las clases, previsto para el 5 de marzo.

El funcionario explicó la propuesta del Gobierno, que no cambió con respecto a la primer reunión, consta además de un bono por presentismo de $4500 que se pagará la semana que viene a quienes no faltaron el año pasado, y otro de $6000 para quienes no falten durante este año.

El ministro crítico las ausencias de los profesores, y aseguró que el número “es elevado, en el orden del 17%. Ese porcentaje más que triplica el ausentismo de regímenes escolares comparables aún en la provincia de Buenos Aires como el sector privado o escuelas de gestión privada con subvención estatal”.

Por su parte, el ministro de Trabajo de la Provincia, Marcelo Villegas, afirmó que con un aumento del 15% los sueldos "no van a perder contra la inflación.

El funcionario aseguró que desde el cambio de Gobierno “ningún trabajador público de la provincia de Buenos Aires perdió contra la inflación, porque siempre hemos trabajado con mucho criterio y comprometidos con lo que podíamos pagar”.

Al igual que Lacunza, Villegas sostuvo que el año pasado se pagaron $19 mil millones en licencias y suplencias. Por mes, el promedio fue de 105 mil licencias médicas, que generaron 117 mil suplencias en cada período."

"Ahora los docentes quieren hablar del ausentismo y  rechazan el reconocimiento al presentismo. Eso es una  contradicción”, consideró el ministro, en referencia al plus de 6  mil pesos anuales que el Poder Ejecutivo provincial propuso abonar a los maestros que no falten.