El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, aseguró que existe un "consenso" con las autoridades de la Ciudad sobre la "preocupación en los aumentos" de circulación del Covid-19, aunque destacó que desde la Provincia hacen foco en el índice de casos por cada 100.000 habitantes. 

"En el territorio provincial tenemos un promedio de 83 casos cada 100 mil habitantes, mientras que la Ciudad autónoma tiene 512, o sea seis veces más que la Provincia. Esta variable no es para hacer algún tipo de comparación, sino más bien para entender el escenario a futuro, cómo será si no se toman medidas más drásticas", enfatizó el funcionario bonaerense. 

En diálogo con Futurock, Bianco detalló que el número provincial difiere del porteño pero que en el Conurbano el índice es mayor, y alertó que si sigue ese ritmo, el sistema sanitario provincial se vería en una "saturación".

"Si no se toman medidas más drásticas, la Provincia puede equiparar a la Ciudad y superar los 50.000 mil casos en el Conurbano. Si eso se da en un período corto de tiempo, que es un mes y medio, implicaría la saturación del sistema sanitario. Esa es nuestra preocupación,  por lo que tomamos algunas medidas más de control más duras en el transporte, que es el principal vectores de circulación", precisó el funcionario de Axel Kicillof. 

En este sentido, anticipó que desde el comité de evaluación de la pandemia bonaerense evalúan tomar medidas más drásticas, sobre todo en el transporte: "No descartamos volver a atrás en algunas fases, porque de lo contrario nos encaminamos hacia un desastre", vaticinó.

"Estamos trabajando en coordinación con las autoridades nacionales y de la Ciudad, porque esto no es un capricho, sino que por el contrario, es una muestra de una preocupación y evaluación compartida. Desde el inicio del brote se observaron focos en el primer cordón lindero a la Ciudad, pero ahora estamos detectando que también existe una movimiento hacia el segundo y tercer cordón". 

Cuarentena extendida hasta septiembre

En relación a posibilidad de extender el aislamiento preventivo hasta septiembre, como sugirió el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, el jefe de gabinete bonaerense desechó esa posibilidad y aseguró que "fue una mala interpretación" por algunos medios. 

"Lo que dijo el viceministro es que esto puede ser un proceso que dura más de lo que habíamos pensado, y confirmado por todo el mundo. No creo que haya gente que piense que cuando termine esta extensión de la cuarentena se vuelva todo a la normalidad", detalló Bianco.