El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó este martes que "antes de flexibilizar la cuarentena, tenemos que lograr que bajen los casos" de coronavirus y opinó que se deben adoptar medidas para lograr que "cambie la tendencia" de suba de contagios y evitar un eventual colapso en el sistema hospitalario.

Por su parte, el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, manifestó que, de acuerdo a encuestas que se realizaron en el territorio bonaerense, el 80% de la población "valida el mantenimiento del aislamiento" por coronavirus, y dijo que hay que ser "muy cuidadosos para mantener una curva controlable".

"Estamos con más casos que algunas semanas y hay que hacer algo para que la tendencia cambie. Antes de flexibilizar tenemos que lograr que bajen los casos", afirmó Kreplak en declaraciones formuladas esta mañana a la FM Radio Con Vos.

En ese marco, estimó que la razón por la cual aún "no explotó tanto" el número de contagios es porque desde el Estado se logró "apagar rápido cada pequeño foco" y graficó que a Villa Azul, en la zona entre Quilmes y Avellaneda, "llegamos justo".

"Si tardábamos un día más, en vez de 200 casos hubiéramos tenido 2.000. Mientras más cantidad de casos o focos tengamos, se nos van a escapar", explicó el subsecretario.

Kreplak manifestó que "la curva sube, tiene un pico y baja", añadió que "empieza a bajar cuando por cada persona que se contagia hay menos de una persona contagiada".

No obstante, remarcó que "ahora no estamos viendo eso, sino que por cada persona que se contagia, se infectan dos".

Asimismo expuso que, entre el sector privado y el público tanto provincial como municipal, hay en territorio bonaerense unas 4.400 camas de terapia intensiva, "de las cuales 1.700 están ocupadas por pacientes con todo tipo de enfermedades y 212 por pacientes de Covid-19".

Al respecto, planteó que "el sistema de salud todavía tiene un margen de camas sin utilizar, pero empieza a estresarse y a tener cada vez más pacientes".

"Si uno ve de 15 o 20 días para atrás con respecto ahora, tenemos muchos más casos y no hay razones que nos hagan pensar que no vaya a seguir así", continuó y vaticinó que esa tendencia "generaría que el sistema de salud llegue a lo que pasó en otros países del mundo y de América Latina y que es bastante preocupante".

Además, consideró necesario evitar lo que ocurrió en Estados Unidos o Chile, donde se adoptaron medidas "una vez que el sistema de salud colapsó" porque ese tipo de decisiones "se pagan con vidas".

Krelpak pidió mantener las "medidas de cuidado, de distanciamiento social y prevención, de higiene y de cuidado individual como lavado de manos" y, al respecto, apuntó que "hay tareas que no son indispensables y hay que evitarlas o reducirlas".

"Tenemos que conseguir evitar que se mezclen territorios. Evitar que la gente de un lugar del conurbano donde la cantidad de casos no es muy alta vaya a otra ciudad donde hay más casos o reducirlo al máximo posible. Sabemos que es un problema económico y social, pero ahí está la clave", dijo el viceministro.

Por último, sostuvo que, si bien "el control en el tránsito sirve, es insuficiente porque la gente va a trabajar", y añadió que "hay que buscar la forma de que no haya tanto estímulo para que la gente se mueva de un territorio a otro al menos hasta que esto mejore".

La cuarentena, con la gente a favor

“Periódicamente estamos haciendo algún tipo de encuesta en toda la provincia de Buenos Aires, y aproximadamente un 80% se siente muy preocupada por el coronavirus y valida el mantenimiento del aislamiento preventivo, social y obligatorio", afirmó por su parte el jefe de gabinete bonaerense, Carlos Bianco, en declaraciones formuladas a radio La Red.

En ese marco, sostuvo que también "hay sectores que se ven particularmente afectados por no poder desarrollar su actividad económica normalmente, pero hay que entender que se trata de responsabilidad social" y agregó: "No estamos ante una normalidad sino ante una pandemia y ante la peor crisis económica internacional que tuvo el capitalismo".

Bianco reconoció que "el aislamiento no es una situación cómoda para nadie”, pero remarcó que el gobierno trabaja para que "todos aquellos sectores que puedan trabajar, lo puedan hacer bajo protocolos de higiene y seguridad muy estrictos".

Luego destacó que "cuando aumentan los casos, no hay que habilitar más circulación social" porque "el pico es algo que se construye a partir de medidas de política pública" y si se liberan actividades rápidamente, "habrá contagios muy rápidos que harán colapsar el sistema sanitario".

"Debemos ser muy cuidadosos para mantener una curva controlable", remarcó el jefe de Gabinete bonaerense y dijo que existe "preocupación por el nuevo nivel que ha tomado el contagio en la provincia".

La reunión en Casa Rosada

El lunes por la tarde se reunieron en Casa Rosada funcionarios de las administraciones nacional, porteña y bonaerense, con el objetivo de comenzar a delinear los términos de la extensión de la cuarentena en el AMBA que se producirá a partir del lunes 8 de junio.

A pesar de la postura bonaerense, tras el encuentro el ministro de Transporte, Mario Meoni, adelantó: "No creo que haya más restricciones, por el contrario, creo que se va analizar qué tipo de actividades se pueden habilitar sin que generen contacto estrecho entre las personas".

La Ciudad y la Provincia coincidieron también en destacar el "buen funcionamiento" de la aplicación Cuidar, los permisos para el tránsito de ciudadanos y el programa Detectar.

También se comprobó una baja del uso del transporte público respecto a dos semanas atrás, con márgenes "bastante estables", añadieron las fuentes.

Además de Bianco y Meoni, participaron del encuentro el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero y de la Ciudad, Felipe Miguel. También estuvieron presentes el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, y su par de Salud, Ginés González García; el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y los titulares de las carteras de Salud, Fernán Quirós y Daniel Gollán, de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, respectivamente.